JUNTOS COMO VELCRO

De los días que te tuve tan cerca

Alguna vez vencimos a la distancia y aún siento ese aire que juntos compartimos,

fuimos capaces de entendernos con tan sólo tocarnos,

tuvimos una charla intensa sin pronunciar una palabra,

giramos juntos con el planeta alrededor de sol en un mismo horario y en una misma latitud,

compartimos el primer suspiro matutino y el último nocturno,

la luna nos ubicó en un mismo lugar, nos vio y fue testigo del latir de nuestros corazones al unísono,

luego se ocultó pensando que no nos encontraría al volver, con miedo a tener que buscarnos por separado,

pero cuando regresó ¡vaya sorpresa que se llevó, aún seguíamos ahí!

en el mismo espacio juntos tan cerca uno del otro oyendo el latir de nuestros corazones,

pegados como el velcro sin necesidad de hablar,

sólo con las ganas de seguir estando así de juntos,

en espera de que la fuerza del universo separara de nuevo nuestras fibras y las llevara a espacios diferentes,

como el polvo de las estrellas al morir siendo uno y siendo nada,

somos velcro y algún día volveremos a juntarnos.

Por Viridiana Marín Marín

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *