LA COPA MENSTRUAL, UN INVENTO DEL PASADO QUE ESTÁ DE MODA

Un arma secreta que toda mujer debería tener

Las mujeres han menstruado toda la historia de la humanidad. En la actualidad, los únicos productos que han sido inventados para sobrellevar estos días se reducen a toallas sanitarias, tampones, copa y disco menstrual. Tantos años de evolución, un montón de descubrimientos tecnológicos y esto es todo lo que hay.

La copa menstrual, que últimamente ha tenido tanto auge no es actual. Esta tiene casi un siglo desde que fue patentada por allá de los años 30. Al contrario de los tampones, fue creada por una mujer llamada Leona Chalmers; y que por supuesto no se vendió muy bien. Incluso fue criticada y rechazada sobre todo porque en aquella época era impensable que una mujer tocara sus genitales para introducir un agente extraño y dejarlo dentro de su vagina por largos periodos de tiempo.

Luego de la segunda guerra mundial, el material con que se fabricaba esta copa escaseó a tal grado que dejó de manufacturarse; y fue así como la industria de los tampones y las toallas sanitarias ganaron el mercado y hasta la fecha; son los productos de higiene menstrual que más se consumen a nivel mundial.

copa menstrual

Dejar de tratar la menstruación como un asco, como un tema tabú o como algo que hay que ocultar, es uno de los desafíos a plantearse

El rechazo a la copa menstrual es precisamente por la renuencia a limpiarla y reutilizarla. Lo que no hay que hacer con FLEX, por ejemplo; que es un disco menstrual desechable de uso único, hipoalergénico, libre de látex y seguro de usar durante las relaciones sexuales. Un producto que sí es de nuevo lanzamiento.

Tanto la copa menstrual, FLEX o cualquier otro producto dirigido al periodo menstrual, implica hacerte cargo de tu flujo, es decir, recolectarlo, vaciarlo, deshacerte de él y eliminarlo de tu sistema, ¿crees que esto es asqueroso?

La respuesta a este tema que es tan viejo como Eva y es simplemente la aceptación del mismo

Familiarizarse con el ciclo menstrual y hacerse cargo de él. Por eso es importante generar conversaciones y debates que familiaricen. No sólo a las mujeres, sino a la sociedad en general a hablar de ello; nada puede resistirse a algo tan poderoso como el ovular cada 28 días.

 

Por Viridiana Marín Marín

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *