AMORES QUE DESTROZAN EL ALMA

El error no fue conocerte, fue pensar que eras diferente

Siempre he creído que hay amores que nos destrozan el alma y otros que nos hacen amar la vida, pero si me preguntan cuál fuiste tú, diría que los dos.

Aún recuerdo cuando el tiempo confabulaba a nuestro favor y era el cómplice perfecto de nuestras noches. Las estrellas nos envolvían en un halo mágico y el viento se llevaba cada suspiro que te susurraba “quédate”. Sin embargo, mis plegarias no fueron suficientes porque en tu partida te llevaste mi alma.

En tus ojos se reflejaba la distancia que nos embarcaría; en el café de tu mirada se vislumbraba un eclipse que oscurecería mi paraíso; y ese último beso, que en el momento era un néctar que endulzaba mis sentidos, se transformó en veneno que iba paralizando poco a poco mi corazón y que sabía a un amargo adiós.

Nos perdimos en la nada, como si un agujero negro hubiera devorado nuestros cuerpos y nos hubiera desechado en otro universo. Todavía te pienso, me llegan esos flashbacks de las risas estruendosas que hacían palpitar hasta el corazón más frígido; y aquellas caricias dulces que erizaban mi alma suavemente se han disipado en el aire. El suave olor de tu aroma que se introducía en cada poro de mi piel y estremecía mi corazón se evaporó, provocando una atmósfera nauseabunda y melancólica.

No sé en dónde estás, mi espíritu desesperado te busca en cada rincón y confundido al querer hallarte te encuentra en pseudo figuras, las cuales desmienten mi realidad desvirtuada y quiebran cada membrana de mi ser.

Sin duda, mi peor lucha ha sido querer olvidarte, pero la vida es tan caprichosa que es como una ruleta que juega con nuestras emociones. Unas veces salimos librados de la batalla del amor y otras quedamos muertos en el campo.

Ahora sé que la única compañía que vigilará mis pasos será mi sombra envuelta en nostalgia y recuerdos, que en cada momento evocarán tu nombre.

 

Por Flor Vega Castillo

0 comentarios en “AMORES QUE DESTROZAN EL ALMA”

  1. Cuando te conocí eramos demasiado jóvenes, incluso teniamos menos de la mitad de la edad que posemos, que por cierto, es la misma. Por extraño que parezca, recuerdo que por aquellos tiempos me enviaste una carta, de tono infantil y amistoso en la que me rechazabas. Inolvidable fue porque creo que fue la primera que recibí de una chica. Gracias te doy ahora, creo que no lo dije en esos tiempo. No puedo dejar de pensar en el enunciado “No sé en dónde estás, mi espíritu desesperado te busca en cada rincón y confundido al querer hallarte, te encuentra en pseudo figuras, las cuales desmienten mi realidad desvirtuada, y quiebran cada membrana de mi ser.” Plasma con mucha sinceridad y transparencia el duelo, mismo que he experimentado. Aún ella me es inolvidable e identificado me siento con esto. Irónico que ella se llame igual que quien posteo un comentario por última vez en este bella aportación que has escrito. Gracias Flor, muchas gracias.

  2. Muy bonito y con mucho sentimiento, tiene talento para describir las emociones de una persona que ha sufrido y gozado el amor. Muchas veces las personas creen sentir amor verdadero, pero luego se dan cuenta que todo fue ilusión. De cualquiera manera se sufre, incluso al recordar los buenos y malos momentos con esa persona que se cruzó en la línea de vida.

  3. el proceso del olvido es muy doloroso, pero cuando llega se siente una paz y tranqulidad en el alma, que esos recuerdos ya no te hacen llorar, te hacen suspirar y esbozar una sonrisa y al final te dices a ti misma, ya paso. (no gana el que se va, sino el que olvida- Arjona).

  4. Tal parece que esto que escribiste, alguien te dijo que era la historia de mi vida, no cabe duda que no soy el único ser que sufre por un amor que fué y luego se extinguió sin ninguna causa aparente, y ese es mi eterno dolor. Gracias por escribir esto, que de alguna manera sirve para recordar alegrías y tristezas.

  5. … y aún así seguirás en cada respiro, en cada despertar y descansar, en dulces y amargos recuerdos. En el latir de mi ser.
    hasta siempre o hasta nunca…, eso tú y el destino lo dirán!!

  6. Definitivamente me he identificado con esto, ese amor del que siempre tendrás un bello recuerdo y que te ha dejado un gran dolor , cuando creíste que nunca lo perderías y terminas perdiéndolo …. pensar que nos falto mucho por vivir y por hacer juntos, me quedo con todo lo bueno que le diste a mi vida … Gracias

  7. Definitivamente el contenido se acerca mucho a lo que vivo hoy en día, sólo que no se hasta cuando dejará de doler cómo lo hace hoy, duele muchísimo y no te deseo el dolor porque te conozco también que se que no serás capaz de soportar esté sufrimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *