EL FULGOR DE LA GUELAGUETZA ESCONDE UN OSCURO PASADO

Celebración que surgió de las cenizas y cumple 86 años

Comienza la edición número 86 de la Guelaguetza. Ésta es una festividad que llena de tradición y colores a la capital oaxaqueña. Donde se dan cita miles de asistentes cada año.

Guelaguetza es una palabra de origen zapoteco y significa “compartir”; festividad que forma parte de los cultos populares a la Virgen del Carmen.

Dicha celebración está vinculada con festejos realizados desde la época prehispánica

Actualmente es una gran fiesta de fraternidad, a la que todas las regiones del estado de Oaxaca acuden con sus atributos más preciados y comparten con el público sus alegrías para transmitir con orgullo sus tradiciones.

Los afortunados que llegan al Cerro de Fortín cada año viven una experiencia única, en la que no importa de dónde vienes; la fiesta de colores da alegría a todos por igual.

Fotos de: Emma Lozano

Aunque esta celebración tiene un oscuro antecedente

Un terremoto azotó esta ciudad en enero de 1931, dejando a la mayoría de sus habitantes sin hogar y temerosos por sus vidas. La sociedad civil se organizó así para conmemorar el Gran Homenaje Racial a la Ciudad de Oaxaca, como se denominó en un principio; con la intención de levantar el ánimo de los oaxaqueños.

Así fue el inicio de la fiesta que conocemos hoy en día como la Guelaguetza; un espectáculo que celebra la vida con tanto fulgor.

Sin duda, este evento es uno de los mejores del país

Que rinde homenaje a la cultura oaxaqueña y al pueblo mexicano, caracterizado por su unión y el orgullo de sus tradiciones.

Texto: Viridiana Marín Marín

Fotos: Emma Lozano

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *