¿SON LAS EMOCIONES ENEMIGAS O NECESARIAS PARA EL RAZONAMIENTO?

El eterno conflicto entre el corazón y la razón

| OnLove

Las emociones son un estado mental natural; que se originan ya sea por un estado de ánimo, circunstancia, o relación con otra persona. Esta característica humana podría ser el mejor amigo o enemigo de la razón; por eso la relación entre estas es siempre tan inestable. Tanto las emociones como la razón son vitales para la existencia humana; aunque a veces una suele vencer a la otra.

En las relaciones de pareja la lucha constante entre el corazón y la razón suele llevarnos a tomar decisiones equivocadas ya que casi todas nuestras acciones se realizan según nuestras emociones y, a menudo, esto es una desventaja, por lo que podría decirse que las emociones son en realidad un enemigo del buen razonamiento.

Sin embargo, es importante mantener un equilibrio entre estas dos características y con esto poder distinguir entre lo positivo y lo negativo por ejemplo, cuando un hombre y una mujer comienzan una relación se involucran sentimientos y emociones que hacen que la razón tenga poca participación, pero con el paso del tiempo ésta toma fuerza y se manifiesta generando el conflicto que ya todos conocemos, la eterna disputa entre el corazón y la razón culpable de las decisiones de las que siempre nos arrepentimos.

Las emociones siempre van a intentar anteponerse ente cualquier pensamiento en tu mente y, por lo tanto, aunque el cuerpo y el cerebro trabajen para mantener un equilibrio, la razón se verá afectada y es ahí cuando se suele actuar de forma impulsiva.

Es importante tomar en cuenta el papel que desempeñan las emociones y la razón como un conjunto. Si se piensan por separado se corre el riesgo de perder el juicio acertado. Encuentra el equilibrio entre lo emocional y lo racional; ya que ninguno debe gobernar sobre el otro y mucho menos desaparecer, son procesos inseparables.

Por una parte, si la emoción es agradable la disfrutamos; pero si es dolorosa la sufrimos. Lo importante es experimentarlas de forma razonable; ya que sin emociones disminuye nuestra capacidad de razonamiento y por lo tanto de la toma de decisiones.

Las emociones son necesarias para el razonamiento y el razonamiento no pude llevarse a cabo sin las emociones; ya que sin ellas seríamos catalogados como robots; en lugar de seres humanos. Por lo tanto, el conflicto entre el corazón y la emoción sólo confirma tu estado natural entre meter la pata o llevársela más tranquila.

“Algo que no se puede ocultar es cuando estás lisiado por dentro” John Lennon

Por: María José Nosti

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *