6 RAZONES PARA NO REGALAR MASCOTAS EN NAVIDAD

Por qué no regalar perros o gatos esta Navidad

| OnPets

Es temporada de dar amor y recibirlo. Probablemente ya estás pensando en los regalos que harás. Si para ti es una muestra de cariño regalar una hermosa y tierna mascota, piénsalo un poco. Es probable que lo hagas porque ese perro o gato le dé amor y ternura a esa persona especial, pero debes considerar ciertas cosas. Aquí te decimos 6 razones para no regalar mascotas en Navidad.

 

  1. Regalar una mascota es regalar una responsabilidad enorme. La gente probablemente no cuente con el espacio o disposición que necesitan estos animalitos. Además, de pequeños requieren mucha paciencia.

 

  1. También es importante considerar que las mascotas requieren fuertes gastos, como vacunas, cuidados de un veterinario, comida y mucho más. Tú no sabes qué tan dispuesta pueda estar la persona para gastar en un cachorro.

 

  1. Regalarlos a personas con niños es un arma de dos filos. No se sabe si serán compatibles. Así como cada persona es diferente, cada mascota también tiene su personalidad, y hay peluditos que no son adecuados para niños.

 

  1. Más que una mascota, son mejores amigos y familia. Si le regalas un perro o gato a alguien que quizás ni siquiera lo quería o lo esperaba, es probable que no le dé el trato que merece.
  1. Si la persona trabaja o viaja, no sabrá qué hacer con la mascota. Prácticamente, estás regalando problemas que tal vez la gente no quiere resolver.

 

  1. Los índices de abandono de mascotas son altísimos. Esto se da por la pérdida de interés en ellos al paso del tiempo. Quizás en Navidad sean la novedad, pero cuando la gente se da cuenta de la responsabilidad, se deshace de ella. Hay estadísticas que muestran que abril es el mes con más perros callejeros, que son los que fueron regalados unos meses antes, en Navidad.

 

Si aún no sabes qué regalar, hay múltiples opciones. De acuerdo con la personalidad, aquí te damos varias ideas de regalos perfectos. Lo importante es pensar a futuro y considerar todos estos factores para no promover la sobrepoblación de estos animalitos.

 

Por Dayana Sanjuán

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *