¿Por qué el Día de la Mujer no es para celebrar?

El 8 de marzo, se conmemora el Día de la Mujer Trabajadora y te decimos por qué no se debe felicitar ni celebrar

Este 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. ¿Sabías que este día no es para celebrar a cualquier mujer, darle flores o felicitaciones? Esta fecha se hizo con finalidades de conmemoración, lucha y reflexión por los derechos de la mujer trabajadora.

EL ORIGEN
Ni felicitaciones ni rosas para regalar. Lo que se conmemora este 8 de marzo es la muerte de mujeres que han luchado por sus derechos. Regalar rosas o felicitar sin conocimiento previo es banalizar una fecha importante para la mujer trabajadora.

 

¿QUÉ OCURRIÓ EL 8 DE MARZO?

1908
Para empezar, en esta fecha 15 000 mujeres se manifestaron por las calles de Nueva York para exigir un recorte del horario laboral, mejores salarios, el derecho al voto y el fin del trabajo infantil.

Su eslogan fue “Pan y rosas”. Pan para proteger la seguridad económica y rosas por una mejor calidad de vida. El resultado fue la represión de cientos de mujeres detenidas.

1910
Se nombró el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en Copenhage, en una conferencia internacional entre organizaciones socialistas del mundo.

1911
Un 25 de marzo, en la fábrica textil Triangle en Nueva York, 123 mujeres que eran explotadas murieron a causa de un incendio. Ellas ganaban entre 7 y 12 dólares por 52 horas de trabajo y eran encerradas en condiciones infrahumanas. Ésta es la razón por la que no pudieron salir.

 

EL OBJETIVO DEL 8 DE MARZO
Fue así como en 1910 en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague se asignó el día 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Es decir, no se felicita a nadie, es un día de conmemoración, reflexión y lucha.

¿POR QUÉ NO FELICITAR NI CELEBRAR?
Felicitar a todas las mujeres con una rosa, como si fuera un 10 de mayo más, es banalizar una lucha. Una que ha llevado más de un siglo por condiciones que aún siguen siendo insuficientes.

¿QUÉ HACE FALTA POR CONSEGUIR?

Para empezar, situaciones como la trata de personas y la explotación sexual son parte del día a día en todo el mundo. Las mujeres son obligadas a trabajar bajo amenazas, ya sea para pornografía, prostitución o como esclavas.

OPORTUNIDADES
Del mismo modo, las oportunidades para poder estudiar o trabajar siguen sin ser suficientes. Ya sea por el acceso a puestos que se consideran exclusivamente masculinos, como puestos directivos, o la discriminación por tener un embarazo, hijos o familia.

EL SALARIO
Un estudio de la UNAM indica que en México las mujeres trabajadoras obtienen en promedio 70 pesos por cada 100 que ganan los hombres por las mismas labores, mismas empresas, misma preparación y posición.

EL HOSTIGAMIENTO
Asimismo, en toda Latinoamérica se lucha contra el acoso laboral. La promoción de ascensos o acceso a mejores salarios a cambio de sexo siguen siendo comunes. A las mujeres se les sigue cosificando.

AGRESIONES
Y ya sea en el trabajo o fuera de él, las agresiones están a la orden del día, y van desde el plano sexual, físico y verbal o emocional.

MÁS LUCHAS
De hecho, la mujer trabajadora sigue luchando por el respeto de horarios por ley, servicios de salud, acceso a guarderías. Que el trabajo no remunerado (en casa) se reparta y no sea exclusivo de la mujer.

RETO SOCIAL
Asimismo, la lucha de la mujer trabajadora no sólo se limita al ámbito laboral, sino también al social. Miles de mujeres son mal vistas socialmente por buscar sus oportunidades laborales y no dedicarse de lleno a la maternidad o al matrimonio.

¿QUÉ PUEDO HACER YO POR LA LUCHA?
Aunque pienses que hoy en día las condiciones de la mujer trabajadora no son las de antes, lo primero es abrir los ojos y darse cuenta de que quizá no ocurra en tu ámbito, pero sí es una realidad que se vive en todo el mundo.

ACCIONES
Finalmente, la reflexión. Procurar y promover la equidad, mientras esté a nuestro alcance. Personas de servicio doméstico, compañeras, amigas, todas viven una situación. Solidarízate y haz que éste no sea un día de celebración, sino uno de lucha.

 

 

Qjuizá te interese: ¿Por qué las mujeres en el poder visten de color morado?

 

Por Dayana Sanjuán

 

Artículo relacionado: Netflix hará una nueva serie de Frida Kahlo, sobre su vida

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *