¿CÓMO LE PUEDO CORTAR LAS UÑAS A MI PERRO?

Cuida a tu perro de heridas o infecciones en las uñas

Probablemente, no parezca que el estado de las uñas de un perro es importante. Seguramente, es en lo último que pensarías que necesita cuidados. Pero si no se las cortas, tu mascota puede sufrir de infecciones, como onicomicosis.

Además, se les deben cortar por bienestar físico y salud, ya que se pueden quebrar y provocar alguna herida. Tal vez te preguntes: ¿cómo le puedo cortar las uñas a mi perro? Puede ser que te parezca algo complicado o que te dé temor cortarlas de más y lastimarlo.

Antes de que empieces a cortar las uñas a tu perro, debes ubicar el hiponiquio. Si tu perro tiene las uñas claras, será fácil de identificar. Pues es un tubo rosado que está en la uña y termina antes de la punta de ésta.

En el caso de los perros que tienen las uñas oscuras, la única opción es calcular bien y no cortar de más. También, debes tener una herramienta especial, ya que un cortaúñas normal no servirá, debes utilizar las tijeras tipo guillotina.

No olvides tener a la mano un polvo astringente, en caso de que llegues a lastimar a tu mascota y sangre. Así como algunos premios, para dárselos después de cada corte de uña y que se sienta más relajado.

Cuando le vayas a cortar las uñas a tu perro procura seguir estos pasos:

  1. Sostén su pata con firmeza, pero sin lastimarlo. Coloca tus dedos alrededor de sus almohadillas plantares, y con tu pulgar agarra la uña que cortarás. Sólo no pongas completamente la mano, porque le puedes ocasionar cosquillas y no se dejará cortar las uñas.
  2. Cuando cortes las uñas de las patas posteriores, será mejor que recuestes a tu perro. Con tus brazos rodea su cuerpo y sostén la pata. En caso de que quiera levantarse, pon tu brazo sobre su cuello y tu cuerpo inclínalo hacia él/ella.
  3. Procura cortar la uña de arriba abajo y de forma perpendicular. No lo hagas de forma recta, ya que podrías quebrar la uña.
  4. Finalmente, cuando termines de cortar las uñas, límalas, para que alises las puntas.

Siempre es fundamental que te permanezcas tranquilo, para que tu mascota no note tus nervios. Así evitarás que se sienta inseguro y que comience a moverse mucho. En caso de que lo llegues a lastimar, cálmalo rápidamente.

Sigue cortando sus uñas con naturalidad, ya que si tu perro huele tu miedo, ya no se dejará cortar las uñas en otras ocasiones y tendrá un pavor por esta actividad. En caso de que mejor prefieras evitar alguna situación incómoda, puedes llevar a tu peludo al veterinario.

 

Por Flor Vega Castillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *