ECLIPSE TOTAL: LO QUE NOS ENSEÑA LA NATURALEZA

La Luna y tus 25 años

Qué increíble coincidencia que el 20 de enero de 2019, en los que cumpliste 25 años, sucedió un eclipse. ¡No sólo fue un eclipse, fue un eclipse total de “súper luna de sangre, lo que nos enseña la naturaleza!”.

Yo estaba muy emocionada porque son cosas que sólo pasan cada cierto año; que pueden ser muchos o cientos de años en que se puedan repetir. No quise que mis ojos se perdieran ninguna de las etapas que lleva un eclipse de este tipo.

Mientras todo esto sucedía, mi mente no podía dejar de maravillarse que fuera una sincronía con el día de tu cumpleaños. Además, en la etapa que estás viviendo, que terminaste un ciclo y estás decidiendo que va a seguir en tu vida.

Por eso, desde mi percepción esto lo vuelve mágico.

Para mí, los sucesos extraordinarios de la naturaleza traen cambios positivos. Nunca he creído que sean de mal augurio, como lo creían muchas veces los pueblos antiguos.

Así que, en esta energía positiva del eclipse te abrazo y mando mis bendiciones, querido hijo. Te comparto lo que pienso y que me gustaría que reflexionaras:

Hay que estar atentos y reconocer que somos energía, energía del amor. Fuimos creados en el amor y así hay que vivir.

Debemos perdonarnos de las programaciones e instrucciones que recibimos de niños. Muchas veces fuimos limitados y censurados; regañados, menospreciados o, por el contrario, muy valorados, reconocidos, libres y muy queridos.

Sea el caso que sea, el tuyo forma parte de tu historia de cómo ves, cómo te mueves en la vida. Entonces, vale la pena que revises tu historia personal, sólo para verla y reconocerla. Perdona, agradece, y con tu HOY sigue adelante, a partir de ahí, con tu vida.

 

¡Tu vida es la que tienes hoy, no la que fue, ni la que será!

 

Entonces vívela. Es lo que tienes, de nada sirve lo que ya fue, si te dolió o no, si reíste o no, si lloraste o no… Son aprendizajes, lecciones tómalos así, aprende de ellos, y ahora valora lo que tienes cada día.

Los sucesos de la naturaleza, como en este caso, el eclipse, enseñan una vez más, lo efímero de la vida. Que todo sucede y pasa, todo pasa, así que vivir en esa consciencia de que el tiempo que tengo no durará.

Que lo que está sucediendo no durará, pasará, y si lo vives así, valorarás más tu día a día, tu hoy.  No te perderás en los miedos e incertidumbre de qué pasará mañana, no te dejaras llevar por la mente; que por naturaleza es inquieta y traicionera, ya que le encanta hacer historias y estar en el futuro.

Y así, entendiendo esto, te lanzarás en busca de tus sueños. Buscarás poder realizarlos, poniendo toda tu energía en lograrlos. ¡Hazlo, hazlo YA!

“¡Vive hoy! Con consciencia, responsabilidad, agradecimiento, acción y amor.

 

Gracias por leerme.
LAVIDAESHOY

 

Por Laura Rosado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *