¿CUÁL ES EL TIEMPO DE VIDA DE UN GATO?

Todos los felinos son un misterio y enigmáticos por naturaleza. Por eso, desde la Edad Media surgió el mito de que tenían 7 vidas. Pero, siendo objetivos, ¿cuál es el tiempo de vida de un gato?

No se puede saber con exactitud cuánto puede vivir un gato, ya que influyen muchos factores para su longevidad. Sin embargo, un tiempo promedio es de 13- a 15 años, todo depende de la calidad de vida que tenga. Aunque, si las condiciones son óptimas, puede alcanzar de 18-20 años.

Claro, este tiempo no aplica en los felinos que viven en las calles. Ya que, al estar expuestos a bajas temperaturas, mala alimentación o accidentes, su promedio de vida disminuye. Pueden vivir hasta los 7 años.

 

Alimentación
Como en todo ser humano, mientras haya salud, más años se vivirá. Para lograr esto, se necesita buena alimentación.

Dado que, si no tiene los alimentos adecuados, puede sufrir un desequilibrio de nutrientes. Además, si no lleva una dieta balanceada, puede padecer obesidad o en caso contrario, anemia.

Ejercicio
Tu felino también necesita un poco de ejercicio y movimiento. Pues si no está en forma, podrá sufrir ataques cardiacos, arterias tapadas o retención de líquidos.

Así que procura cuidar su peso y mantenerlo activo durante el día, para que le evites cualquier enfermedad. Así, su tiempo de vida será más amplio.

 

Lenguaje corporal
Otra forma con la que puedes aprender mucho de felino es su lenguaje corporal. Pues a través de su comportamiento sabrás qué es lo que quiere tu gato. Podrás reconocer sus necesidades, si conoces su tipo de maullido o el movimiento de su cola.

Veterinario
Es indispensable que lleves con regularidad a tu gato al veterinario, y es recomendable que los castres o esterilices. Pues, al ser operados, los machos evitarán los problemas de uretra y las hembras de sufrir tumores.

Mientras le aportes más cuidados a tu gato, tendrá una calidad de vida mejor. Lo cual hará que tengas a tu mascota por más años y le puedas seguir dando todo el amor y cariño.

 

Por Flor Vega Castillo

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *