CÓMO ES EL AMOR DE UNA MAMÁ MEXICANA

Una mamá mexicana tiene muchas formas de mostrar su amor, conócelas

No cabe duda que los mexicanos tenemos formas distintas y muy divertidas de demostrar nuestro cariño. ¿Te has puesto a pensar cómo es el amor de una mamá mexicana, a diferencia de las de otros países? Aquí te lo decimos.

 

1. En primera, una mamá mexicana siempre se preocupa por si ya comiste. No importa si le dijiste que acabas de ir a desayunar, ella siempre querrá demostrar su amor con comida. Y no creas que sólo será un aperitivo, te dará de comer como si no volvieras a probar bocado en toda tu vida. ¡Prepárate!

 

2. También, cuando esté preocupada por ti, te dirá que la tenías con el “Jesús en la boca”. Probablemente si le cuentas esto a tus amigos del extranjero no entiendan nada, pero los mexicanos sabemos que ese es el máximo nivel de preocupación de una mamá. Así que, por fa, avísale cuando salgas y no apagues el celular.

 

3. Una mamá mexicana te dará un bolillo cada que te asustes. No importa en absoluto lo que digan los nutriólogos o los científicos. El amor de una mamá hará todo para que cuando tiemble, te caigas, o se te haya perdido el celular, al menos puedas aliviar las penas con un pancito.

 

4. El amor de una mamá mexicana la obliga a usar la tecnología más avanzada para educarte. Si ella no te amenazó con una chancla voladora, duda de esa señora, puede que no sea tu mamá. Aún así, le agradecemos cada uno de sus regaños, porque ellos nos hicieron responsables.

 

5. Además, una mamá mexicana también te da el entusiasmo y motivación para encontrar aquello que consideras perdido. Con una sencilla y mágica frase como: “Y si lo encuentro, ¿qué te hago?”, mamá muestra su amor y te reta a no darte por vencido. Seguro en más de una ocasión encontraste lo que estabas buscando por el simple miedo de investigar qué pasaba si lo encontraba ella.

 

6.- Finalmente, las mamás mexicanas te instruyen en la inteligencia emocional desde pequeño. Cómo olvidar todas esas veces en las que pudimos llorar por cualquier tontería y ella nos hacía repensarlo con un sencillo: “Te voy a dar una verdadera razón para que llores”. Magistrales técnicas de dominio espiritual.

 

 

Por Dayana Sanjuán

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *