EL “IDEARIO” DE CLAUDIA HUIZAR

 El Ideario revela la realidad de lo que vivimos

El “Ideario” de Claudia Huizar se conforma por la abstracción de diversos conceptos, iconos y símbolos postmodernos y universales. Los cuales aluden a momentos íntimos del ser masificado.

La multitud constantemente se identifica con paradigmas que insinúan una doble significación. Por ejemplo, el signo de reciclar en el fondo apunta a un círculo vicioso.

La pintora interviene las obras con imágenes, formas y textos, con la intención de ir de lo serio a lo absurdo. Cada cuadro expone un contexto y dialéctica concretos que al final se interrelacionan entre sí reflejando las paradojas del presente.

Los elementos populares en sus obras revelan la realidad de lo que vivimos. Claudia cree que el arte es un indicador del periodo histórico por el que se atraviesa.

Temas como lo espiritual, la identidad, la existencia, la sobrevivencia, el amor, la sexualidad y el ser en el mundo. Desde mediados del siglo pasado se han reducido a herramientas sencillas de interacción con el entorno y los demás.

Los medios de comunicación, la tecnología y la publicidad han perturbado la naturaleza de esas temáticas. La artista advierte la banalidad de los contenidos que nos rodean.

Ella irónicamente hace arte conceptual para demostrar lo ridículo y vacío que es ese discurso y solo sigue repitiéndose. El frívolo entretenimiento invade las relaciones humanas y la vida personal.

Somos víctimas del nulo esfuerzo racional, retacados de productos volátiles de toda índole. La industria supuestamente cultural, afirma Vargas Llosa, nos ha convertido en seres genéricos.

Las obras de Claudia Huizar son una crítica a la sociedad que se deja anegar por la información. Creyendo que lo sabe, posee y controla todo.

La prioridad es pasarla bien y sobreponerse sobre los demás mediante redes sociales cargadas de lenguajes banales y desechables. El exceso de comunicación nos ha aislado como raza.

La vida no se resuelve con unos cuantos clics. Los mensajes digitales que emitimos se pulverizan hasta hacerse nada.

Nos encontramos alejados de la realidad, y la colección de obras “Ideario” nos rescata, cuáles náufragos de la postmodernidad. Para reflexionar sobre la verdadera y completa esencia de las cosas y de lo que somos.

En “Ideario”, Claudia Huizar plantea las contradicciones de un mundo que celebra las virtudes. Pero que a la vez las convierte en pecados; alaba la belleza, pero la representa superflua; privilegia al placer.

Acaba con el conocimiento profundo de las cosas; exige un esfuerzo intelectual y emocional, pero los aparatos solucionan los problemas cotidianos; parte de lo virtual, pero ahí se queda; facilita el sexo, pero complica el amor y por último, insita a la diversión, pero quita el sustento vital.

 

claudiahuizar.com
inusualmx.com

 

Por Adriana Cantoral

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *