¿DEBO HACER ACTIVIDADES DEPORTIVAS EN LA ESCUELA?

¿Por qué debo hacer actividades deportivas?

La escuela no sólo es un templo del saber, también es el lugar en donde haces los mejores amigos. Pero, hay otro factor que es importante: el deporte, y por eso debes participar en actividades deportivas.

Tal vez, te guste o no hacer ejercicio, pero más allá de ser benéfico para la salud, tiene cosas positivas. En ocasiones, puede causar cierto aburrimiento participar en alguna actividad, y puede parecer innecesario.

Sin embargo, en algunas universidades proporcionan becas si el estudiante es un excelente deportista. Con la finalidad de que en competencias interescolares represente a la escuela y la posicione en buen lugar.

Otro punto a favor que tiene las actividades deportivas en tu escuela, por ejemplo si es el bachillerato. Es que desarrollará tu disciplina, autoconocimiento, trabajo en equipo y tolerancia. Además, de que crea un ambiente de responsabilidad, en donde conjuntas la superación y actividad física.

Las actividades deportivas engloban un medio de interacción con las personas, haciendo que el estudiante sea más sociable. Pues en el deporte no existe distinción en razas ni clases sociales, lo que importa es la convivencia.

Además, cuando perteneces a un equipo, ya sea deportivo o no, se genera el sentido de pertenencia. Esto hará que quien esté en alguna actividad, tendrá más identidad y se sentirá integrado en un grupo.

También, te ayudará a formar valores, como la lealtad, el compañerismo y el respeto. Sin olvidar que al hacer ejercicio se produce dopamina, serotonina y norepinefrina, sustancias que estimulan la memoria.

Así que, si participas en actividades deportivas en tu escuela, no sólo tu salud será buena. También se desarrollará tu mente, y tendrás un mejor desempeño en tus exámenes, tareas o ensayos.

No dudes en inscribirte en alguna actividad. Busca alguna que te encante, pero sobre todo, que se ajuste a tus horarios escolares. Porque debes alternar la escuela con el deporte, sin dejar en el olvido a alguna.

 

Por Flor Vega Castillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *