EJERCICIOS DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA PARA BEBÉS

Importancia de los ejercicios de estimulación temprana para bebés

Los ejercicios de estimulación temprana para bebés ayudan a que tu pequeño desarrolle su autonomía e independencia. Trabajan áreas como la psicomotricidad infantil, lenguaje y mucho más. Conócelos y practícalos con el más pequeño del hogar.

 

BENEFICIOS DE LOS EJERCICIOS DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA PARA BEBÉS
En primer lugar, es esencial que aproveches al máximo las capacidades mentales y físicas de tu bebé. De este esfuerzo dependerá que en el futuro él pueda tener habilidades o facilidad para aprender ciertas cosas.

Es por eso que, con las actividades adecuadas, podrás obtener beneficios específicos para optimizar su desarrollo.

 

¿A QUÉ EDAD EMPEZAR CON LOS EJERCICIOS DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA PARA BEBÉS?
De hecho, se puede empezar desde el nacimiento del bebé, hasta los 6 o 7 años. Es en este periodo en el que su estructura del pensamiento se va desarrollando. Y no sólo eso, también su personalidad va tomando forma.

 

IMPORTANCIA DE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA PARA BEBÉS
De este modo, a través de actividades estimulantes, el bebé o el niño irá desarrollando autonomía e independencia, así como su psicomotricidad. Además, también se verán beneficiadas sus habilidades cognitivas, sensoriales y de lenguaje.

 

 

EJERCICIOS E ESTIMULACIÓN TEMPRANA PARA BEBÉS

 

1. BEBÉS DE UN MES
Ahora, empecemos con los ejercicios. El primero puede ser colgar algún objeto llamativo sobre su cuna. Muévelo lentamente y asegúrate de que lo siga con la mirada y concentre su atención en él. Después, haz que intente alcanzarlo con las manos.

De este modo despertarás su atención, concentración y movimiento. Además, su mirada se entrenará para enfocarse en cosas de su interés.

 

2. BEBÉS DE DOS MESES
Por otro lado, a los bebés de dos meses puedes empezar a fortalecerles todos sus sentidos. Dale a oler diferentes objetos, como frutas, flores o perfumes ligeros. Haz que escuche sonidos diferentes, como sonajas o cascabeles.

También es bueno llamarlo por su nombre varias veces. Muéstrale la diferencia entre las temperaturas con un masaje de la cabeza a los pies, y muéstrale las diferentes texturas, como suave y áspero.

3. BEBÉS DE TRES MESES
Asimismo, puedes hablarle en diferentes todos de voz. Es esencial que le hables de frente cuando está comiendo. Llámale del lado derecho o izquierdo para que tenga agilidad en el cuello y músculos. Cántale mientras duerme.

 

4. BEBÉS DE CUATRO MESES
En realidad, es en esta etapa en la que va a ir formando palabras de manera muy básica. Dile monosílabos, como “ma”, “pa”, “be”. Después de varias repeticiones, forma palabras como “mamá”, “papá”, “bebé”.

Cada vez tendrá mejor capacidad para formar las palabras en su mente. Con esto fortaleces sus capacidades de lenguaje.

 

5. BEBÉS DE CINCO MESES
A pesar de que a esta edad es muy pequeño, sus músculos se van fortaleciendo. Se están preparando para aprender a caminar. Mueve sus piernitas como su anduviera en bicicleta.

También ruédalo en la cama y déjalo a la mitad, para que él complete la vuelta. Empezará por inercia, pero terminará aprendiendo a esforzarse físicamente.

6. BEBÉS DE SEIS MESES
Finalmente, enséñale un carrito, deja que lo toque y lo conozca, que se interese en él. Luego, hazlo rodar para que él lo siga con la mirada e intente desplazarse hasta él.

También puedes darle un frasco transparente con algún juguete dentro, para que él intente sacarlo.

 

BEBÉS MÁS LISTOS
Por último, intenta ponerle música para que despierte su gusto melódico. No importa si eres mamá o papá primerizo, tú puedes darle la mejor de las atenciones. Te dejamos aquí un artículo para que consideres si su cuidado es mejor con los abuelos o en guardería.

 

Por Dayana Sanjuán

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *