5 TIPS PARA ELEGIR TU VESTIDO DE NOVIA

Elegir tu vestido de novia es más sencillo con estos tips

¡Sucedió! Tal vez te lo esperabas o fue toda una sorpresa, pero ahí está: hincado, pidiéndote que seas su esposa. La emoción del engagement es incomparable, pero es suplantada por algo igual de excitante y algo intimidante: cómo elegir tu vestido de novia.

 

CONSEJOS PARA ELEGIR TU VESTIDO DE NOVIA
Además del venue, la música, las flores, la lista de invitados (¡uf!), una de las partes más importantes es encontrar tu vestido de novia.

De hecho, nadie quiere una experiencia de pesadilla a la “Say yes to the dress”, así que ahí te van unos consejos para que éste sea uno de los mejores momentos de tu vida.

 

1. FIJA TU PRESUPUESTO
En primer lugar, ya sea que lo pagues tú, tu prometido o alguien más, sé realista con cuánto quieres y puedes gastar en tu vestido de novia. No te pruebes los que estén fuera de tu rango, porque si te enamoras de alguno que no puedas comprar, te sentirás frustrada.

A veces, lo más sencillo es lo más elegante. Si de plano te enamoraste de algo y estás clavada con eso, busca a una modista que te pueda hacer el mismo diseño a un mejor precio.

 

2. OLVÍDATE DE LAS FOTOS DE LOS CATÁLOGOS
Seamos honestas: sólo el 1% de la población mundial tiene medidas de Angel de Victoria’s Secret y a veces ni ellas se ven como en las fotos. Acuérdate que la luz, los ángulos y el airbrushing ayudan cañón.

Además, a las modelos de vestidos de novia las suben a unos banquitos para que la falda se vea kilométrica. No te saques de onda si el modelo que te encantó en Pinterest no se ve igual en ti.

¡Acuérdate que el día de tu boda tendrás un glam squad!

 

3. SÉ OPEN MIND
Por otro lado, quizá tú juras que odias las mangas y a fuerza quieres un vestido strapless, pero siempre es bueno probar.

En ocasiones, las cosas que no te gustan de ti misma, son tus mejores assets. Tal vez tienes una espalda de impacto y no te había pasado por la cabeza comprar un vestido backless. ¡Prueba! Al final, es gratis.

 

4. SÉ LEAL A TI MISMA.
Algo que debes tener clarísimo: ES TU BODA. No de tu mamá, no de tu abuela, no de tu suegra. Elige el vestido que te haga sentir mejor, no el que le guste a alguien más. A veces es difícil balancear los consejos.

Entonces, tú escucha, analiza y agradece. Si algún consejo te hace sentido y te sirve: tómalo. Si no, agradécelo, pero sigue a tu corazón.

 

5. LAS TENDENCIAS DURAN POCO
Créeme, mil veces el vestido de Grace Kelly o Kate Middleton, que son clásicos y aguantan el paso del tiempo, que uno que esté de súper moda y que cuando veas tus fotos dentro de cinco años pienses: “¿de cuál me fumé cuando me compré ese vestido?”

Si tienes espíritu alternativo o fashion forward, eso siempre puedes reflejarlo en tus accesorios. Googlea el vestido de novia de Victoria Beckham y verás de lo que estamos hablando.

 

¡DISFRUTA TU MOMENTO!
Respira, no te estreses y diviértete. Sigue todos nuestros consejos en On Love.

¡Felicidades, Bride!

 

Por Pía Ramos

Modelo: Irántzu Herrero

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *