OXITOCINA, LA HORMONA DEL AMOR

No es obsesión, es la oxitocina, la hormona del amor

¿Has sentido cómo de repente sientes una fuerte pasión por una persona y tienes la necesidad de estar con ella? Esto es gracias a una sustancia que libera tu cuerpo: la oxitocina, la hormona del amor.

Se produce en la parte del hipotálamo y la segrega la glándula pituitaria. No sólo es la causante de sentir un fuerte apego con alguien, también de sentir empatía, altruismo, lealtad, amistad. Esta hormona es la que incita a crear lazos afectivos en los círculos sociales, a ser más desinhibidos, etcétera.

Pero ¿Te ha pasado que entras en un estado de obsesión por tu amado y no puedes alejarte? Si sí, agradécelo a tu hormona. Pues hace que tu amor sea más intenso, pasional, rayando un poco en lo caótico.

Así que, si no puedes desprenderte de tu relación tóxica, no eres tú, es la oxitocina. Esta hormona tiene un efecto parecido al alcohol, ya que no sólo te desinhibe, también produce adicción a las cosas.

Es por eso que sientes dependencia hacia tu pareja, sin poder liberarte y aferrarte a un amor. Aunque a veces sea destructiva tu relación, la oxitocina te hace tener una sobredosis, y sentirte como si estuvieras ebrio de amor.

O si tu relación se desborda el fuego de la pasión y todo se centra en ello. Es porque la oxitocina, al combinarse con la serotonina, dopamina y noradrenalina libera feniletilamina, una droga natural. Es la responsable de que te enamores, el cerebro produce esta sustancia química cuando encuentras al amor verdadero.

Pero, esta hormona del amor no es tan oscura, también tiene su lado brillante. Gracias a la oxitocina, es que en tu relación existe la lealtad y el romance se hace más duradero y fiel.

Crea vínculos afectivos, unión emocional, incentiva la confianza, generosidad. Cuando te das un abrazo, un beso, o simplemente tienes contacto, liberas esta hormona del amor.

Asimismo, la oxitocina influye en el parto, cuando se producen las contracciones. Genera conexión entre las personas, fomentando la vida social, relajación, calma, y es la que genera el placer durante los orgasmos.

 

Por Flor Vega Castillo

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *