AVANCES TECNOLÓGICOS EN LA CRIMINALÍSTICA

¿Cómo la criminalística combate el delito?

A través de la criminalística es posible detectar lo que pasó en una escena del crimen. Y con la ayuda de los avances tecnológicos que han surgido, es posible saber más del delito ocurrido.

Gracias a la criminalística se puede saber quiénes fueron los autores del crimen, se determinan los datos de la víctima; y a través de hechos científicos se trata de comprobar lo que ocurrió en el crimen.

 

¿Qué métodos de investigación utiliza la criminalística?
Si has visto la serie de CSI, seguramente has notado que hacen pruebas dactilares, toman fotos y hacen miles de pruebas. Para poder identificar las armas que se utilizaron o los artefactos del crimen se utilizan varios métodos de investigación.

  • Dactiloscopía. Es la prueba más común en criminalística. Mediante ésta se detectan las huellas dactilares. Anteriormente, las pruebas se hacían con técnicas de espolvoreado, brochas de pelo animal o reactivos pulvurentos.

 

Sin embargo, con los avances tecnológicos, han surgido cabinas de gases, reactivos fluorescentes, láser y vapor de cobre.

  • Balística forense. Detecta las balas, municiones, armas, y la distancia del disparo y proyectiles. Como las armas de fuego han evolucionado, de esa misma manera, debió tener un gran avance la balística.
  • Toxicología forense. Se estudian las sustancias tóxicas que se encuentran en el cuerpo.
  • Medicina forense. En esta prueba de criminalística se analizan las pruebas y pistas encontradas en un laboratorio.
  • Documentoscopía. Se estudian los documentos que están inmersos en el delito.

Con el tiempo, en las ciencias forenses han surgido varios avances tecnológicos, como estos inventos: Vehículos aéreos.

Estos aparatos pueden manejarse desde grandes distancias, sin necesidad de un piloto. Teniendo la facilidad de acceder a lugares pequeños o de riesgo y reduciendo el tiempo de búsqueda.

La criminalística es una disciplina que muchas veces suele confundirse con la criminología, pero ambas tienen una gran diferencia. Pues la segunda se enfoca más en el comportamiento del delincuente y cómo evitarlo.

Así que, si estás interesado en cualquiera de estas dos disciplinas, existen varias universidades en México en donde puedes estudiarlas.

 

Por Flor Vega Castillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *