6 desigualdades de las mujeres en el mundo laboral

Las desigualdades de las mujeres en el mundo laboral aún son un problema por resolver, te decimos por qué

Aún recuerdo cuando tuve un trabajo en el que todos los días tenía que ir con tacones. Terminaba realmente agotada, más que por lo que concierne a mi trabajo, por el dolor en las piernas. Esa es justo una de las desigualdades de las mujeres en el mundo laboral, aquí te contaré algunas más.

 

TODAS LO HEMOS VIVIDO

Para la mayoría de las mujeres, esto es algo de todos los días. Vas a una entrevista de trabajo, y llega la pregunta invasiva: “Cuéntame, ¿piensas tener hijos?”. Si digo que sí, puede que no me contraten. Si digo que no, quizás estoy poniendo en pausa las decisiones sobre mi vida personal.

Y como ésta hay cientos de historias de las mujeres en el mundo laboral. Incluso, alguna vez trabajé en una empresa en la que un señor de edad avanzada se quejó con el director por tener una jefa mujer y de mi edad (tenía 26 años).

 

LAS MUJERES EN JAPÓN

Esto no es nuevo y no es exclusivo de los países de Latinoamérica. Recientemente, leí una nota sobre las protestas de las mujeres en Japón, donde las empresas les prohíben sólo a ellas llevar lentes ópticos. Si un hombre los usa, no hay problema.

Y la razón sólo es estética, ya que en el país nipón se aspira al ‘Nadeshiko’, un término que hace referencia a la ‘mujer ideal’. Según esta cultura, las mujeres en el mundo laboral no reflejan la calidez y profesionalismo del mismo modo según su apariencia física.

 

MUJERES EN EL MUNDO LABORAL EN MÉXICO

Con respecto a México, aunque la paridad de género ha evolucionado, los desafíos continúan, porque lo que pondera es esa cultura en la que las mujeres seguimos siendo invasoras del mundo masculino laboral.

Por eso, te pido que leas esto con una visión empática con otros sectores no favorecidos.

Es verdad que hoy en día cada vez más mujeres tienen acceso a puestos, salarios o educación que antes no era posible. Sin embargo, aún existen grandes sectores en el país que ni siquiera tienen acceso a la educación, a un trabajo digno o a decidir sobre su futuro profesional.

 

6 DESIGUALDADES POR RESOLVER

Dicho lo anterior, aquí te presentamos 6 desigualdades de las mujeres en el mundo laboral que, quizás han pasado desapercibidas de tan comunes que son o tan acostumbrados que estamos a vivirlas. Nombrarlas las hace visibles. Poder verlas nos hace conscientes.

Según la ley, muchas de ellas son incurrencias graves, sin embargo, continúan siendo problemáticas latentes. Y no decimos nada por miedo a perder nuestro trabajo o no conseguir el empleo que tanto necesitamos.

 

1.- ESTEREOTIPOS

En primer lugar, lamentablemente, la selección de las mujeres en el mundo laboral también depende de los estereotipos que se generan a su alrededor. Tal parece que por ser mujer no vamos a priorizar de igual manera nuestro trabajo.

Además, si se trata de mujeres con hijos o con ganas de tenerlos, los patrones comúnmente lo asumen con una mayor responsabilidad, ausencias y pagos extra.

 

2.- REGLAS DE ETIQUETA

Ahora, supongamos que soy una mujer con problemas de columna. O una que se siente bien con la cara lavada. Más aun, una a la que le gusta vestir de una manera sencilla.

¿Cuántas veces hemos visto en los anuncios “mujeres con buena presentación”? Lo cual incluye ser talla cero, maquillaje, tacones y ropa específica. ¿Has visto que estos mismos requerimientos incómodos se exijan a los hombres?

 

3.- BRECHA SALARIAL

Por otro lado, tenemos aún una problemática con respecto a los salarios. Recientemente, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) reveló que las mujeres en el mundo laboral en México ganan 34.2% menos que los hombres.

Hablamos del mismo puesto, mismas responsabilidades y misma preparación. Añadió que sólo 44.9 de las mujeres en edad productiva está empleada en un sector. La tercera tasa de desempleo más baja, sólo después de Turquía y Grecia.

 

4.- ACOSO LABORAL

Hace poco, el buscador de empleo OCC Mundial realizó una encuesta para conocer los problemas más comunes a los que se enfrentan las mujeres en el mundo laboral. Los resultados fueron aterradores.

El 61% de las personas encuestadas confesó que ha sufrido algún tipo de acoso sexual. Y el 50% cree que ha sido víctima de acoso laboral.

 

5.- ASIGNACIÓN DE ROLES DE BAJO PERFIL

Según un estudio del Banco Mundial, sólo el 10% de puestos de liderazgo en las empresas son ocupados por mujeres, a pesar de representar el 55% de la fuerza laboral en el mundo.

Suele asociarse la vida de una mujer como inestable emocionalmente o mucho más entregada a su familia e hijos que a los objetivos y resultados de una empresa. No obstante, 8 600 ejecutivos consultados por Weber Shandwik reconocieron la importancia y cualidades del liderazgo femenino.

 

6.- NUEVOS TÉRMINOS PARA ANTIGUOS MICROMACHISMOS

Aunque estas conductas nos sean tan cotidianas, son actitudes que permean en la sociedad y restan importancia a las propuestas y logros de las mujeres. Aquí te las explico.

  • Mansplaining (man + explanining)
    Primero, tenemos una práctica que minimiza la capacidad de las mujeres. Se trata del clásico: “Sí, miren, lo que ella quiso decir es que…”. Como si dicho por una mujer no se entendiera, y tuviera más validez de voz de un hombre.
  • Gaslighting
    Aunque no es exclusivo de la violencia misógina, es algo que existe en las mujeres en el mundo laboral. Se trata de dar datos erróneos para hacer que la víctima llegue a dudar de su juicio o memoria.Por ejemplo: “Claro que aquí te dejé el documento, ¿no te acuerdas? Te lo dije. Ya se te están olvidando las cosas…”. Mientras el abusador se ríe por hacerla dudar. Eso es un abuso emocional que provoca ansiedad, confusión y depresión.
  • Bropriating (‘bro’= brother + appropriating)
    Con respecto a esta práctica, se trata de los hombres que se llevan el crédito por logros de mujeres. Dentro de la comunidad científica esto ha sido muy común a lo largo de la historia.
    Algunos ejemplos están en la Teoría de la Relatividad que siempre se le ha adjudicado a Einstein, pero que muchos aseguran que fue basada en los estudios matemáticos de su esposa Mileva Maric.
  • Manterrupting (man + interrupt)
    Sí, es horrible estar dando una conferencia, plática, asesoría o capacitación y que llegue un hombre a interrumpir. Esto con la finalidad de restar importancia a lo que las mujeres decimos o pensar que es más relevante lo que puedan decir ellos.

 

 

¡AÚN HAY MUCHO POR HACER!

Finalmente, y por experiencia propia, los anteriores no son los únicos problemas a los que se enfrentan las mujeres en el mundo laboral en México. Sin embargo, cada uno puede poner de su parte para poder lograr un mundo mucho más equitativo y diverso.

 

¿Qué puedes hacer tú para que estas diferencias terminen? Si eres hombre, hay mucho por reflexionar y hacer entender a tus colegas. Si eres mujer, defender tus derechos, denunciar y alzar la voz cuando te encuentres en alguna de estas situaciones.

 

Cuéntanos en los comentarios si has atravesado por alguna de estas situaciones.

 

 

Por Dayana Sanjuán

 

Quizá te interese: ¿Por qué el Día de la Mujer no es para celebrar?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *