Con el 2020 inicia una década crucial para salvar al mundo

Para salvar al mundo, hace falta entrar en acción en este momento de la humanidad

Empieza una década crucial para poder revertir el daño que le hemos hecho al planeta. Aquí te decimos por qué es importante iniciar un plan de acción con tus hábitos diarios para salvar al mundo.

 

UNA DÉCADA CRUCIAL

Definitivamente, llegó la hora en que la humanidad tiene que actuar para salvar al mundo y, literalmente, nuestras vidas. El 2030 es nuestro límite para evitar el fin. Con la llegada de este año nuevo 2020, entramos a la década crucial para la raza humana: sobrevivir.

 

Es increíble lo que hemos hecho desde que comenzó la revolución industrial al día de hoy, hemos avanzado en tecnología en muchísimos aspectos, pero nos hemos llevado entre las patas al planeta tierra y todo lo que habita, incluso a nosotros mismos.

 

SOMOS LA ÚNICA RAZA QUE SE AUTODESTRUYE

De hecho, sabemos ya hasta el cansancio que se debe mantener la temperatura del planeta bajo los 2.0 grados. Si no lo hacemos, los polos se seguirán derritiendo a una velocidad incontrolable.

Así, los niveles de los océanos subirán y cubrirán las costas más bajas de la tierra, generando muerte y caos.

 

No voy a detallar todo lo que estamos provocando con el calentamiento global. La información está ahí a diario para que la investiguemos. Con solo entrar a la página de la ONU, encontramos toda la información.

 

CADA UNO PUEDE APORTAR UN CAMBIO

Hoy, escribo para levantar mi voz en mi ámbito de acción y de esta manera invitarte a ti que me lees a hacerlo en el tuyo.

Así, podremos generar una cadena de información y acción que nos lleve a ser los generadores de cambio en esta década. Y convertirnos en héroes cada día al decidir actuar en favor de la vida en la tierra, y así poder salvar al planeta.

 

UNA PROBLEMÁTICA REAL

Primero que nada, ya de una vez por todas debemos entender que esto es real. Hay gobernantes que aún dicen que esto es una mentira. ¡No, señores, es real!, y las consecuencias están a la vista.

Todos los días nos enteramos de catástrofes que suceden en el mundo:

  • Incendios forestales sin control de unas dimensiones de destrucción y muerte impresionantes.
  • Huracanes cada vez mas fuertes.
  • Sequías extremas.
  • Toneladas de basura que no hay donde poner.
  • Especies marinas que mueren a consecuencia del plástico en su interior,
  • Industria alimentaria dañando la tierra con actividades sin ética al crear semillas modificadas, tala de arboles para agricultura irresponsable.
  • Una ganadería y agricultura sin control.
  • Pesca prohibida

Y así, la lista podría ser interminable.

 

AÚN HAY UNA SOLICIÓN

Aun así, mi personalidad siempre ha tendido a la esperanza, a la solución, a la abundancia. Después de lo mencionado arriba, quiero enfocarme en lo que debemos de aprender y ejecutar, los seres humanos.

Somos mejores y más felices en comunidad. Hagamos que nuestras comunidades sean fuertes, productivas, generadoras de acciones y soluciones. Que seamos ejemplo e impulso, que seamos activos en el bien común. Sólo así salvaremos a nuestro planeta, o más bien nuestra vida.

 

EL PLANETA VOLVERÁ A FLORECER, PERO LA HUMANIDAD NO

Ya que la tierra sobreviviría, porque si la raza humana se extingue, el planeta poco a poco se autorregenerará, ya que, sin nuestra huella destructora, volverá a florecer en todos los aspectos.

 

ME DAÑO A MI, DAÑO A LOS DEMÁS, DAÑO A LA TIERRA

Lo primero que tenemos que hacer es ser conscientes. Saber que todo está conectado, que cualquier acción que hago tiene una consecuencia en mí y en mi entorno. Ya sea en construir o en destruir.

Si nos damos cuenta de esto, ya dimos un gran paso para soluciones, no soy un ente solo, formo parte de un todo.

 

CÓMO CONTRIBUIR CON NUESTRAS ACCIONES PARA SALVAR AL MUNDO

 

  1. UN VOTO CONSCIENTE

En primer lugar, votar por gobernantes que estén conscientes del calentamiento global. Que les interese como prioridad cambiar el destino de la humanidad. Salvar y salvarnos. Desde el gobernante del pueblo más pequeño, hasta los de los países más poderosos.

 

  1. RECICLAR, REHUSAR YA ES OBSOLETO

De hecho, lo que hay que hacer es urgentemente cambiar el consumo, dejar de comprar en automático.

 

  1. CONSUMIR LOCAL

Pregúntate si realmente necesitas lo que vas a comprar, bajar el consumo, no comprar empacado, llevar tus bolsas y recipientes.

 

  1. CÓMO TE TRANSPORTAS

De ahí que, organizar tu día de forma que tu uso del automóvil sea eficiente. Si puedes caminar y no usar los vehículos es mejor, o usar bicicleta.

 

  1. DEJAR DE CONSUMIR ALIMENTOS PROCESADOS

Debido a que lo que hacen es matar el producto natural al empacarlo. Lo hacen duradero con químicos, aditivos, conservadores, colorantes, etc. Dañan la ecología y nos provocan enfermedades crónico-degenerativas que podrían evitarse.

 

  1. SER MENOS GENERADORES DE BASURA

Dicho lo anterior, es importante observar verdaderamente la basura en tu hogar. Un ejercicio en casa u lugar de trabajo podría ser no usar botes de basura. No saques la basura por una semana. Deja que se acumule a tu vista y a la vista de todos.

 

Y así, podrás ver lo que estás generando, porque si tú no eres encargado del proceso de desechar la basura, no estás consciente de lo que consumes y generas.

 

  1. ELIMINAR PRODUCTOS DE LIMPIEZA

Debido a que están llenos de químicos que contaminan, contribuyen también con el deterioro de tu salud.

 

  1. BUSCAR PRODUCTOS ALTERNATIVOS ORGÁNICOS

Por tales motivos, es importante buscar todo lo más natural y fresco posible, de productores locales. En todos los ámbitos desde los alimentos hasta los cosméticos.

 

  1. HABLAR MENOS Y ACTUAR MÁS

Finalmente, observar y poner atención que cuando nos toca cerca. Dime si no, nos la pasamos reenviando por todas las redes sociales pensamientos y publicaciones sobre el tema. Pero ¿qué pasa cuando me toca hacerlo? Ahí está la cuestión.

 

LA CONSCIENCIA Y LA CONEXIÓN

Podría seguir añadiendo más ejemplos de cómo podemos hacer el cambio en nuestras vidas para salvarnos y salvar al mundo.

Seguro que esta información que te estoy dando ya la conoces y seguro también me puedes aportar muchos más consejos para salvar al mundo. De eso se trata esto, de contribuir unos a otros en la sociedad, y justo ahí es donde está el peso y el motivo de este post en la consciencia y la conexión.

 

NUESTRA RESPONSABILIDAD ES LA ESENCIA

Finalmente, cuando me doy cuenta en lo más profundo de mi ser cual es mi responsabilidad y acción ahí está la verdadera esencia del futuro (que es hoy).

 

Gracias por leerme.

La vida es hoy.

 

Por Laura Rosado / Web / Instagram

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *