Qué es el Trastorno por Estrés Postraumático y cómo tratarlo

Te contamos cómo superar el Trastorno por Estrés Postraumático

¿Has sufrido algún accidente que haya cambiado tu vida? Te encantará leer este artículo en el que te explicamos qué es el Trastorno por Estrés Postraumático.

 

¡Hola! Me llamo Alexa y si nunca has leído alguno de mis artículos, me encanta que este sea el primero. Éste, es el más personal.

 

¿HAS SUFRIDO ALGÚN ACCIDENTE?

Supongo que, si le diste clic a este link, es porque algo te ha pasado. Algo que cambio tu vida e incluso que cambió parte de quien eras. ¿Alguna vez has hecho alguna pausa para reflexionar qué es lo que ha cambiado en ti?

O si has hecho cambios que te favorezcan para hacer más liviana y pasajera tu vida. Si no lo has hecho, te invito a que medites y practiques lo que sea que te haga sentir bien. El propósito es que no vivas en el pasado, y que tu cabeza no viva en una constante fatiga mental.

 

¿QUÉ ES EL TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO?

Es una perturbación que algunas personas presentan después de haber vivido o presenciado un acontecimiento impactante, terrorífico o peligroso. Es natural sentir temor durante una situación traumática o después de ésta.

No es necesario ser un veterano de guerra para padecer Trastorno por Estrés Postraumático, incluso no es necesario que te pase directamente a ti la agresión, con solo verlo es suficiente.

 

ES NATURAL, DESPUÉS DE UNA SITUACIÓN COMPLICADA

De hecho, hay una zona de nuestro cerebro que nos ayuda en ese aspecto y gracias a eso, nosotros estamos aquí. Nuestros antepasados contaban con el instinto de supervivencia de cualquier depredador y amenaza.

Por eso hay tanta alteración en nuestro cuerpo, en nuestro día a día, cuando se sufre de alguna agresión, algún accidente o cualquier cosa que atente contra tu vida. Aquí es cuando tu cerebro nunca volverá a ser el mismo.

 

 

MI EXPERIENCIA

Quiero compartir contigo todo lo que viví, lo que tuve que hacer, lo que tuve que dejar para poder salir adelante. Y te prometo que nunca, en mis 34 años, me había sentido mejor. Toma nota, pero recuerda que lo que me funcionó a mí, podría no aplicar a todos.

El fin es el mismo, pero sé flexible con los métodos para llegar al mismo punto en común.

 

OBSERVA

Primero, observa la gente que tengas a tu alrededor. Recuerda que siempre habrá gente que se alegre por tus desgracias, y también estará la otra parte, las personas que siempre buscarán, genuinamente, tu bien.

 

MOMENTOS DE SOLEDAD

Normalmente, cuando algo te pasó, no tienes momentos de soledad. Estos momentos son 100% imprescindibles para un buen rendimiento mental diario.

Con estos momentos de soledad, aprovecha para aprender a meditar y agradecer todo lo que tienes, quién está a tu al rededor, y todo el funcionamiento de tu cuerpo.

 

SAL DE LA RUTINA

Otro de los mejores consejos para superar el Trastorno por Estrés Postraumático, es empezar a hacer cosas que te saquen de tu zona de confort. Empieza a tener nuevos hábitos. Por ejemplo, puedes empezar a agarrar el gusto por la lectura.

También puedes hacer algo de manualidades, puedes empezar a hacer una lluvia de ideas para empezar tu propio negocio. Estarás en tu mejor momento de paz para poder armar un plan para perseguir tu sueño.

 

BUSCA AYUDA

Además, para superar el Trastorno por Estrés Postraumático, busca siempre la compasión para ti mismo. Busca ayuda sin pena, sin miedo. A veces, las herramientas están enfrente de nuestras narices y aun así nos parecen inalcanzables.

Por lo cual, te recomiendo totalmente que acudas a terapia con un profesional que pueda guiarte de la mejor manera para cruzar todo el proceso que te espera, con éxito.

 

EL PROCESO DE SANACIÓN

Recuerda que, una vez ocurrido el suceso, eso no es lo peor. Lo más difícil es tu proceso de sanación. Es lo que más toma tiempo, paciencia y va a requerir mucho de tu parte.

Cuando pase el tiempo y te empieces a sentir que todo lo que te atormentaba empieza a evaporarse. ¡Ya estás del otro lado! No desistas, sigue trabajando en tu día a día.

 

CÓMO SUPERÉ EL TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

Te hago un resumen de lo que tuve que hacer y estar despierta a cada cosa que hacía para no derrumbarme. Lo logré por mí misma y con ayuda de las personas que más amo.

Recuerda que nadie te va a rescatar, y nadie puede sentir lo que sientes. Nadie puede podrá ver la vida a través de tus ojos. Toda esta responsabilidad cae en ti.

 

TRABAJA EN TI

Al final, vas a ver que todo tu esfuerzo rendirá frutos. Y dejarás muchas cosas a un lado que ya no te servían. Gente, trabajo, vicios, hábitos, etc.

Trabaja en tu cuerpo, en tu mente, en tu corazón y en tu espíritu. No hay nada más gratificante en la vida que sentirte que brillas tan fuerte como la luz del sol.

 

BRINDA TU AYUDA

También ayuda siempre a quien lo necesite. Tus palabras pueden ser el salvavidas de quien menos lo imagines para poder superar el Trastorno por Estrés Postraumático.

Ayuda a personas que hayan pasado por lo mismo que tú, comparte tu experiencia y tu proceso. Sonríele a la vida, que sólo tenemos una.

 

CUIDA DE TI Y DE TU MUNDO

Por último, cuida tu cuerpo porque es tu único y eterno hogar. Ama con todas tus fuerzas, tómate el tiempo para frecuentar a las personas que siempre han estado para ti. Haz actividades que ayuden a tu comunidad, al mundo.

 

Y te recomiendo que celebres el día que cambió tu vida, porque la vida te regaló un cambio de vida.

 

Quizá te interese: La importancia de hablar de la salud mental y atenderte

 

Por Alexa Huerta

 

Artículo relacionado: Cómo conseguir el bienestar espiritual

0 comentarios en “Qué es el Trastorno por Estrés Postraumático y cómo tratarlo”

  1. Mayela González

    Que maravilla que puedas celebrar la vida que te dio otra oportunidad, me emociona mucho ver q descubriste el camino a seguir y que permaneces en el. Hay q trabajar diario para permanecer ahí y crecer todos los días, aun cuando a veces caigas, de esas caídas aprenderás nuevas formas de evitarlas, pero lo más probable es q vuelvas a encontrar piedras, así q tenemos q ser muy diligentes en continuar con nuestro crecimiento físico y espiritual para poder librarlas o levantarnos si caemos de nuevo. TE QUIERO ❤️ ERES UNA GUERRERA CONSUMADA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *