Qué es la responsabilidad afectiva y cuál es su importancia

En una relación es esencial tener responsabilidad afectiva, te decimos de qué se trata y cómo cultivarla

Lo más importante en una relación es ser conscientes de nuestras acciones y de cómo pueden afectar a la otra persona. Sigue leyendo y descubre por qué es importante la responsabilidad afectiva.

 

¿POR QUÉ SE ESTÁ HABLANDO TANTO DE ELLA?

En los últimos años, las relaciones han presentado una evolución y no sólo hay monogamia. También se pueden dar las relaciones abiertas, la poligamia o incluso las relaciones casuales, pero para poder tener armonía se necesitan ciertas reglas, tenerlo todo claro.

 

¿QUÉ ES LA RESPONSABILIDAD AFECTIVA?

En primer lugar, se trata de ser claros, respetuosos y empáticos con lo que pueda sentir el otro. En un vínculo amoroso no podemos ser egoístas y pensar sólo en nuestro propio placer. Lo más sano es establecer acuerdos que ambos respeten.

Con esto se busca que cada persona mire más allá de lo que le place hacer o lo que lo hace sentir bien. También hay que tener claro que quienes nos aman esperan de vuelta que seamos cuidadosos con sus emociones.

 

NO TODO ES TU RESPONSABILIDAD

Si bien es cierto que cada uno es responsable de su salud psicológica y emocional, la responsabilidad afectiva es un término subjetivo porque para cada tipo de relación y para cada individuo puede representar algo totalmente distinto.

Hay una delgada línea que hay que aprender a distinguir entre lo que está en nuestras manos y lo que no podemos hacer por los sentimientos de los demás.

 

¿DE DÓNDE SURGE ESTE TÉRMINO?

Según la periodista argentina Soledad Gago, la responsabilidad afectiva se originó a partir de las reivindicaciones feministas. Tiene como objetivo repensar los vínculos de relacionamiento. Es decir, afrontar una relación y evitar daños emocionales, estableciendo lazos de forma madura.

 

¿CÓMO AYUDA LA RESPONSABILIDAD AFECTIVA EN UNA RELACIÓN?

Sin importar si tienes una relación monogámica (con una sola persona) o poligámica (con varios vínculos), es esencial que siempre tengas en cuenta que tus acciones pueden dañar sentimentalmente a los demás.

Más allá de ser importante para que las relaciones sean sanas, en la convivencia en general, la empatía es uno de los más grandes valores y distingue a un gran ser humano.

 

¡PONLO EN PRÁCTICA!

Finalmente, si quieres conocer más del tema, te recomendamos el libro Amor líquido, puedes comprarlo aquí.

Síguenos en Facebook e Instagram para tener muchos consejos de relaciones, amor propio y LGBT.

 

Artículo relacionado:  ¿Qué es el negging y por qué baja tanto nuestra autoestima?

 

Por Dayana Sanjuán

 

Quizá te interese: ¿Qué es el ghosting y cómo superar esta forma de rechazo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *