Adicción por el trabajo: ¿cómo saber si eres workaholic?

Conoce de qué se trata esta tendencia a ser workaholic

¿Te has preguntado si eres workaholic, es decir, si tienes adicción por el trabajo? Sigue leyendo y descúbrelo.

 

¿CÓMO SABER SI ERES WORKAHOLIC?

Hace poco, leí un artículo que me ayudó a abrir un poco mis ojos. La verdad es que al razonar lo que es estaba leyendo me cayó un yunque marca ACME del cielo.

Nuestra generación ha sido programada para el trabajo, el estar ocupado y la superación laboral, pero ¿qué estamos perdiendo al hacerlo?

Sabemos que, si queremos crecer, siempre tenemos que dar más de nosotros. ¿Qué tanto es lo adecuado?

 

CONTESTEMOS LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:

  • Calculando las horas que debes trabajar bajo contrato, ¿Haces más de un día completo de trabajo a la semana?
  1. Soy trabajador, no esclavo
  2. Trabajo el tiempo que sea necesario

 

  • Cuando sales del trabajo ¿dejas tus preocupaciones a un lado? ¿o sigues trabajando?
  1. Siempre busco una manera de despejarme y dejar el día atrás.
  2. ¿Por qué dejaría de trabajar si hay trabajo por hacer?

 

  • ¿Tienes alguna actividad que te ayude a despejarte? ¿Vas al cine? ¿Gym? ¿Salir con amigos?
  1. Obviamente, tengo una vida fuera del trabajo.
  2. Planeo mis vacaciones y mis actividades de acuerdo con fechas y horas muertas del trabajo.

 

  • ¿Qué tanta vida social tienes?
  1. Soy conocido por siempre estar en donde me llaman.
  2. ¿Vida social? ¿Existe?

 

  • ¿Qué haces en tu día libre?
  1. Disfrutar de mi día y hacer cosas que me gustan
  2. Si no tengo pendientes del trabajo , hago todo lo que deje de hacer entre semana por trabajar.

 

MAYORÍA DE ‘A’

Si tus respuestas son más “A” probablemente tengas que frenar un poco tu ritmo. Como comentaba antes, generacionalmente estamos predispuestos a trabajar en sobremanera.

 

A veces no lo sentimos, si disfrutamos lo que hacemos el trabajo no se nos hace pesado, pero es importante tener tiempo para disfrutar de tu vida.

 

TODO EN EXCESO ES MALO

Tenemos que recordar que como nos lo han enseñado desde niños, todo en exceso en malo; incluyendo el trabajo. Cuando descansas y buscas la manera de despejarte, tu cuerpo comienza a restablecerse, en especial si al día duermes 8 horas.

Al descansar, tu mente se agiliza, tienes mejor memoria, tienes más energía y mejor humor. Cuando no, es más probable que tu sistema inmunológico se vuelva débil, eres más susceptible a enfermedades, a un aumento de peso y mal humor.

 

 

DESCANSO COMO INVERSIÓN

Si eres workaholic, no lo veas como un deslindamiento de tus responsabilidades, podrías verlo como una inversión a tu trabajo.

Descansas para ser mejor y más eficiente, descanso para ser mejor laboralmente, descanso para ser una persona más amena en mi lugar laboral.

 

A veces, el invertir tanto tiempo en tu trabajo, es no hacerlo correctamente. Sé mejor y busca tu crecimiento laboral, pero para lograrlo necesitamos poder crecer personal y emocionalmente.

 

Artículo relacionado: Características de los centennials o generación Z

 

 

Por Chuy Cabello Ortiz

 

 

Quizá te interese: 5 tips para encontrar empleo con actitud positiva

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *