Chernobyl, un santuario de la naturaleza por accidente

Después de más de 30 años, descubre todo lo que ha ocasionado el accidente de Chernobyl

La explosión en una central nuclear es lo que posicionó al accidente de 1986 de Chernobyl en el mismo rango de nivel de catástrofe y destrucción como las bombas nucleares de Japón en Hiroshima y Nagasaki.

 

EL ACCIDENTE DE CHERNOBYL

De hecho, todo sucedió por estar haciendo experimentos en uno de los lugares más peligrosos de la tierra.

Más de 1200 toneladas de materiales radioactivos formaron una enorme nube sobre Ucrania, siendo el más afectado. Pero el viento se encargó de esparcirlo por varios países más como Rusia, Italia, Suecia, Finlandia, Bulgaria, entre otros.

 

LOS HÉROES

Por ello, la explosión mató a muchos, pero los siguientes en morir fueron los rescatistas y los que arriesgaron su vida para quitar la presión de los materiales bajo tierra en el reactor 3 para evitar una segunda explosión.

Ellos respiraron y estuvieron por días caminando entre una nube de material radiactivo, cuando un ser humano, su sistema inmune solo puede aguantar 15 minutos en un nivel tan tóxico como el de aquel día.

Estas personas estuvieron días y a temperaturas mayores a 2 mil grados centígrados. Por esta razón, 31 de ellos fallecieron y la mayoría eran bomberos de rescate.

 

 

BOSQUES ROJOS

Por tal motivo, a los bosques de la zona, se les dio el nombre de bosque rojo, porque no hubo nada que pudiera sobrevivir a esa cantidad de radiactividad.

En el 2016, Ucrania declaró como reserva radiológica de la biosfera por el gobierno a Chernobyl, ya que ahora es un enorme refugio para miles de especies de animales y plantas.

 

300 MIL AÑOS

Después de la tormenta, siempre llega la calma. Aunque aún hay niveles de contaminación considerable, los científicos creen que tardará aproximadamente unos 300 mil años para que pase por completo. Lo bueno de todo esto es que la vida en este lugar está demostrando lo contrario.

 

DAÑOS EN LAS ESPECIES

Algunas de las especies como pájaros, águilas, e incluso osos, parecen vivir menos y presentan anormalidades y daños en sus órganos. Pero eso no les impide vivir, continuar su linaje y dejar una huella de supervivencia como hijos de la madre naturaleza. Al final, ella siempre tiene la última palabra.

 

¡SÍGUENOS!

En On Post queremos leerte. Dinos en los comentarios qué te ha parecido este tema. Suscríbete e nuestro Newsletter y síguenos en Facebook e Instagram para mucho más contenido de interés.

 

Quizá te interese: ¿Quién descubrió América, realmente?

 

Por Alexa Huerta
Foto de Portada: Andras Kovacs

 

Artículo relacionado: 5 consejos para ganar dinero mientras viajas y disfrutas

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *