Hábitos que hemos perdido y nos harían mejores personas

Cómo retomar los hábitos constructivos que tenían nuestros padres

A lo largo de las décadas, nos hemos dado cuenta de cómo algunas cosas progresan y otras no tanto. Siempre buscamos mejorar como sociedad, pero a veces por crecer en un aspecto nos despojamos de otros.

 

LA VIDA DE NUESTROS PAPÁS Y ABUELOS

Recordemos la vida de nuestros papás y de nuestros abuelos. ¿Qué hábitos tenían? Algunos de ellos podrán no ser correctos, pero ¿qué opinan de los hábitos buenos? ¿Cuántos de nosotros no los hemos olvidado?

Siempre vamos a escuchar lo mismo: “eso es de viejos”, “pareces abuelito”, “no sabía que en verdad eres un anciano disfrazado”, etc. Pero ¿qué nos ha hecho cambiar tanto y por qué?

 

NUESTRO RITMO DE VIDA

Hoy en día, la vida es muy rápida, tenemos metas, planeamos un futuro para sueños. Sin embargo,  ¿qué podríamos reaprender de aquellos que dejamos en el camino?

Ellos no dejaron de planear, de soñar y de crear. ¿Por qué consideramos que eso es algo que debe de permanecer en el pasado si es lo mismo que buscamos hoy en día?

Les dejo algunos puntos que considero vale la pena recuperar.

 

 

1.- LEER

No estoy hablando de leer noticias en Twitter, o redes sociales, hablo de literatura. ¿Cuántos libros lees en un año? ¿Qué tipo de literatura prefieres? Hay de todo tipo y para todos.

A veces, nos quejamos de que hay gente que está en los medios y no tiene suficiente cultura, ¿pero podemos decir que nosotros sí? Creo que a veces leer sobre temas que no dominamos nos da una opinión más centrada de las cosas.

¡Veinte minutos al día, tómate esos veinte!

 

  1. CAMINAR

Respecto a esta actividad, no era precisamente que fueran a un maratón, simplemente se movían. Tenían ese hábito de caminar a todos lados. Estaban dispuestos a hacer las cosas por ellos mismos, y lograban llegar a los lugares que nosotros también podemos frecuentar sin un medio de transporte individual.

Una ida al súper (no a una tienda de esquina), a casa de un familiar o amigo, a una parte de la ciudad o incluso, al menos en mi familia después de cenar salir a caminar para terminar el día tranquilo.

 

  1. TIEMPO

Además, todo era llevado a cabo por medio de papelitos, agendas, calendarios, almanaques y demás. Pero a pesar de eso, nunca llegaban tarde, nunca se les olvidaban fechas, o perdían una cita o reunión.

Uno de sus hábitos es que ellos calculaban el tiempo de desplazarse y por lo mismo que no podían cargar con el calendario hacían sus rutinas del día a primera hora, programando traslados y tiempo que pudieran perder.

Hoy en día, nuestras apps nos dicen todo, a veces en el mismo momento que están pasando o inclusive si se nos termina la batería perdemos todo un día de actividades por el simple hecho de no saber planear con tiempo.

 

 

  1. FAMILIA

Siempre se preocupaban por ver a su familia. Se destinaban un día y un horario especifico a la semana para poder pasar tiempo de calidad.

¿Cuántos de nosotros no teníamos un día específico para ir a casa de los abuelos? Todos los primos, tíos, y hasta alguno que otro colado.

Hoy, todos somos personas extremadamente ocupadas. A veces, no tenemos ni tiempo de ir a visitar. ¿Por qué antes podían lograrlo, teniendo tantas cosas menos que nosotros y ahora no?

 

  1. DISFRUTAR DE SU PAREJA

Hoy en día, parece que todo lo que hacemos debe de venir en combo, tus amigos, mis amigos, mi familia, tu familia. ¿Y ustedes qué? Ellos no dependían de apartados para estar comunicados, ni tenían manera de hablar con alguien cuando ellos quisieran.

Cuando eran ellos dos, eran el uno para el otro. Algo que hoy en día no se ve mucho. Cenas sin celular, sin televisión, solamente conversación de ellos mismos. Generaciones que vivieron siendo los eternos novios y ahora solamente nos preguntamos

¿Cómo lo hacían? Dejar de ser roomies para regresar a ser una pareja.

 

REGRESAR A LOS HÁBITOS DEL PASADO

A veces, regresar a los hábitos del pasado no es malo. Al contrario, si funcionó una vez, ¿qué nos dice que no podría volver a funcionar?

¡Aprendamos a vivir con hábitos que nos hacen crecer como personas, familia y pareja!

 

 

Artículo relacionado: Adicción al trabajo, ¿cómo saber si eres workaholic?

 

Por Chuy Cabello Ortiz
Foto de Portada: Lucrezia Carnelos

 

Quizá te interese: Características de los centennials o generación Z

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *