Rutina facial de día y de noche: 5 tips efectivos para tu piel

Cuida tu rostro con esta rutina facial de día y de noche

Existen diversos factores que dañan la piel y la llenan de impurezas, como la contaminación, el polvo o el exceso de grasa. Por eso, es importante que tengas una rutina facial de día y de noche para limpiar tu cutis.

Es primordial mantener una limpieza facial, ya que así eliminarás los residuos del medio ambiente y del maquillaje. Pues si no lo haces, lograrás que tu piel se llene de bacterias y no tendrás un rostro suave, limpio y terso.

¿Qué pasa si no haces una buena limpieza y rutina facial de día y de noche?

Seguramente, en ocasiones te ha dado flojera desmaquillarte cuando llegas del trabajo o la fiesta; o no tienes el tiempo suficiente por las mañanas para hacer tu rutina facial. Pero, si no lo haces, aparecen los granos o espinillas y el envejecimiento prematuro. ¡Obvio no querrás eso en tu cara!

Si quieres tener una piel joven libre de impurezas, es esencial que cuides tu rostro con esta rutina facial de día y de noche. ¡Convierte estos 5 tips en parte fundamental de tu vida cotidiana!

 

Rutina facial de día:

Limpiar. En la noche tu piel también acumula bacterias, por eso debes volverla a limpiar durante el día. Es recomendable que lo hagas con agua micelar, y en caso de que no tengas, sólo con agua.

 

Tónico. También son conocidos como lociones tonificantes y sirven para cerrar los poros, depurar la piel y restablecer el ph. Algunas veces, este paso dentro de la rutina de día se olvida, pero es muy importante.

 

Sérum. Una de las ventajas del sérum es que hidrata profundamente la piel, ya que aporta vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, aclara manchas, brinda firmeza y disminuye las arrugas. ¡Éstas son alguna de las ventajas que aporta a tu cutis, así que no lo olvides en tu rutina facial de día!

 

Crema o gel hidratante. Las cremas hidratantes se encargan de nutrir las células de la piel. Le da un aspecto más tonificado y proporciona elasticidad, brillo, suavidad e hidratación. Las cremas en gel proporcionan lo mismo, sólo que éstas se usan más en pieles normales a mixtas.

 

Bloqueador solar. ¡Este elemento no debes olvidarlo en tu rutina facial de día! Ya que no sólo protegerá a tu piel del sol y evitará que te aparezcan manchas, también retrasa el envejecimiento prematuro. Además, evita el cáncer en la piel.

 

Rutina facial de noche:

Limpiar. Siempre debes limpiar tu rostro, para eliminar el exceso de maquillaje, sudor, contaminación, ya que afectan a la piel. Hazlo con agua tibia, como lo mencionamos en la rutina de día, es mejor con agua micelar. Pues le darás doble limpieza a tu piel.

 

Tónico o exfoliante. Después de que hayas aplicado tu agua micelar, el tónico refrescará tu piel, cerrará los poros y eliminarás las impurezas. Cuando exfolias tu piel, la estás ayudando a regenerarse, pues eliminas las células muertas que se adhieren a ella.

 

Serum o aceite. Es importante que después de la limpieza y exfoliación, nutras tu piel. El aceite aplícalo en frente, barba y mejillas, y extiéndelo en tu rostro con un ligero masaje.

 

Crema para contorno de ojos.  Es prescindible que no te olvides de tus ojos, recuerda que son la ventana de tu alma. Para que tu mirada luzca descansada, llena de brillo y libre de arrugas, ojeras y bolsitas, utiliza contorno de ojos.

 

Crema para tu tipo de piel. Finalmente, utiliza la crea adecuada para u tipo de piel para hidratarla y nutrirla. Es recomendable dormir boca arriba. Ya que si lo haces de lado o boca abajo, pueden aparecer arrugas en tu cuello y rostro, así lo indicó un estudio.

 

Quizá te interese: Los 6 pasos esenciales para una rutina de cuidado de la piel

 

Por Flor Vega Castillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *