¿Cómo hacer un pequeño huerto en tu casa? Paso a paso

Cultiva tus propios alimentos haciendo un huerto en tu casa

Si quieres reconectarte con la naturaleza y comprometerte con el medio ambiente, una buena idea es hacer un huerto en tu casa. Aquí te diremos cómo hacer uno pequeño con materiales fáciles de conseguir. ¡Paso a paso!

 

Tener un huerto en tu casa te permitirá vivir de una manera más ecológica. Ya que podrás cultivar tus propios alimentos orgánicos o plantas, libres de químicos que dañan la salud. Además, al tener tu hortaliza, descubrirás cómo es la evolución de los frutos que coseches.

 

Otra de las ventajas de crear un huerto en tu casa es que te ahorrará el bolsillo y harás más sostenible al planeta. ¡Así que pon manos a la obra y empieza a cosechar tus propios alimentos!

 

 

¿Cómo hacer un pequeño huerto en tu casa? Paso a paso.

  1. Elige el lugar. No importa si es un espacio pequeño o grande, ubica un lugar al que le lleguen los rayos del sol. Pues para que tus plantas o alimentos crezcan bien, necesitarán al menos 6 horas de sol. Sólo procura que el sol no sea demasiado, ya que podría quemar las hojas de tus plantas.
  1. Materiales. Una vez que ya hayas encontrado el lugar perfecto, es necesario que tengas los recipientes para tu huerto. Puedes utilizar macetas, cajoneras, mesas de plantación o cultivo o contenedores verticales. Recuerda que cualquier recipiente que utilices debe tener hoyos en la parte de abajo, para que se pueda drenar el agua.
  1. Tierra. Ya que tengas tu recipiente para el huerto en casa, debes agregar tierra con abono. La tierra debe ser fértil y tener los nutrientes necesarios para lo que vayas a plantar. El sustrato (tierra) debe retener muy bien el agua, ligero y poroso, para que las raíces tengan el aire suficiente. ¡Un sustrato adecuado garantizará el éxito de tu huerto!
  1. Semillas o plantas. Si aún no tienes tanta experiencia con la jardinería, puedes comenzar a trasplantar. Si vasa sembrar semillas en tu huerto ecológico, el agujero debe ser tres veces mayor al de la semilla. Y después de introducirla a la tierra, debes cubrirla, aprisionando la tierra con la palma de tu mano.Recuerda que entre cada semilla debes dejar un espacio para que tus frutos crezcan adecuadamente.
  1. ¿Qué puedes sembrar? Esto depende de la temporada en la que decidas empezar con tu huerto en casa. Para primavera puede ser cilantro, albahaca, rábano, lechuga, remolacha, espinacas; en verano, berenjena, albahaca, tomates, lechugas, pimientos. En otoño e invierno, rúcula, acelga, habas, espinaca, lechuga, espinaca, cebolla, brócoli y apio.
  1. Agua. Cuando riegues tu huerto en casa no debe ser a presión, utiliza regaderas para que caiga poco a poco. Dependiendo el año cambia la hora de riego. Si es primavera, verano u otoño es en las horas centrales; mientras que en verano es a primera hora y con mucha frecuencia. Ya que en las otras estaciones se aconseja de 1-2 veces por semana.

 

También te puede interesar 5 formas de aprovechar los residuos orgánicos

 

Por Flor Vega Castillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *