Lecciones importantes que me dejó la pandemia de 2020

Aunque la pandemia nos sacudió a todos, también nos dejó grandes lecciones

Este inicio de ciclo ha sido bastante caótico. No hay un solo ser humano que no ha estado sufriendo de algún modo en estos meses. Y si vemos el lado positivo de todo la pandemia, al menos estamos juntos como humanidad por el dolor.

 

LECCIONES IMPORTANTES QUE ME DEJÓ LA PANDEMIA

Tuve mucha curiosidad de saber que está pasando dentro de la cabeza y los corazones de las personas en este tiempo, y quise preguntar cuál había sido la mejor lección de la pandemia de 2020. Que aún no se acaba, pero parece que ha durado una eternidad.

Y lo más bonito de esto es que todos aprendimos y crecimos juntos como humanidad, como familia.

 

EN EL TRABAJO

– En primer lugar, la importancia de tener un buen internet

– Valorar que tengo trabajo, dejar de quejarme y agradecer.

– Fue fundamental para mi desempeño laboral y no bloquear mi creatividad entre tanto encierro, el estar cerca de la naturaleza.

– Un día tienes ingreso y al otro no. Sea cual sea el trabajo que tengas, tienes que agradecer que alguien creyera en ti.

– Mi trabajo me da mucha libertad y me sentía muy afortunada por tener ese beneficio. Y después me sentí asfixiada en mi propia casa. Entonces, dejé de gastar en ir a lugares a tomar un café y trabajar, y adapté un espacio de mi casa para trabajar y siempre viendo algo natural, las nubes, el sol, las montañas. Creo que el reto fue adaptarme.

– Trabajar en un espacio limpio y ordenado influye impresionante en tu desarrollo profesional. Me obligó a mantener orden en todo mi espacio y eso paso al resto de las áreas de mi casa.

 

EN EL AMOR

– Por otro lado, mi esposo y yo tenemos los mismos horarios de trabajo. Nos veíamos por las mañanas y por las noches.

Los fines de semana los disfrutábamos mucho, con amigos y familia. No estábamos acostumbrados a estar todos los días, todo el día juntos. Fue un reto enorme para los dos.

No queda de otra que aprender. Aprendimos juntos a ser pacientes y tolerantes con nosotros mismos.

– Hubo momentos de la pandemia en que los dos nos desmoronamos. El abrazo que nos dimos puedo jurar que nunca había tenido un abrazo así. Es sanador y le dio un reset a mi corazón.

– Los dos descubrimos una personalidad oculta de cada uno.

– Siempre nos decíamos un te amo o un te quiero en mensajes y paso a ser eso una rutina digital sin serlo en persona. Ahora el “te amo” es a los ojos y con un abrazo.

– En plena cuarentena, me enamoré como hace 10 años no lo hacía. Me abrí por completo, fui vulnerable al 100% y recibí mucho a cambio. Conseguí a una persona que estará para mí, por siempre.

 

 EN LO PERSONAL

– Entendí por fin la importancia de la cualidad de ser adaptable.

– Vivir el presente.

– Aprender a disfrutar con más calma la vida y dejar de glorificar que el estar en movimiento siempre es igual a ser productivo

– No se necesitan tantas cosas materiales como pensamos para ser feliz. Necesito personas, aventuras y experiencias.

– Descubrí que mi red más fuerte de apoyo no es mi familia, son mis amigas. La familia que yo elegí.

– No me gusta estar sola y eso me obliga a siempre evadir mis miedos. Y no tuve opción, lo enfrenté y es dolor, creo que fueron días así. Pero después de un par de meses, lo agradezco porque ese peso se hubiera quedado en mí por siempre.

– Durante la pandemia, decidimos pasar 2 meses en una casa en Querétaro mi familia y yo. Mi familia política y mis hermanas con mi mamá. Me di cuenta de que, aunque no tengo mucho, lo tengo todo.

– Reconciliarme conmigo misma.

– Me di cuenta de quienes eran mis amigos de verdad.

– Aprendí a dejar de gastar en tonterías y empezar a ahorrar.

– Enfrentar la incertidumbre te llena de miedo, pero tienes que sacar fuerza de donde puedas para salir adelante.

– Dejar de siempre querer tener el control sobre las cosas. No tenemos el control de nada, más que de nosotros mismos.

 

EL GRAN APRENDIZAJE DE LA PANDEMIA 2020

Moraleja: De cada tragedia siempre, pero siempre se saca algo bueno de las personas.

Nos encantaría saber qué fue lo que aprendiste tú. Dinos en los comentarios.

 

 

Artículo relacionado: La nueva normalidad financiera, después de la pandemia

 

Por Alexa Huerta

 

Quizá te interese: Las bodas en tiempos de coronavirus, cómo volver a planearlas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *