Qué es el shaming de pareja, amigos y hacia nuestro cuerpo

Si alguna vez te has sentido avergonzada por cosas absurdas y no sabes por qué, descubre aquí qué es el shaming

Todos hemos tomado decisiones que unos entienden y otros no tanto, pero esto puede resultar grave si nos hacen sentir mal por nuestros actos, por nuestro pasado o por nuestro cuerpo. Sigue leyendo y descubre qué es el shaming y por qué es tan doloroso.

 

¿QUÉ ES EL SHAMING?

El shaming es cuando alguien nos hace sentir avergonzados por algo que hicimos, o por nuestra ropa, nuestra sexualidad o nuestro cuerpo. Es decir, denigrar o hacer sentir menos a alguien a través de la culpa.

Se puede dar de igual manera en pareja, amigos o desde la sociedad a través de chismes o redes sociales.

Por ejemplo, cuando tu novio te hace sentir mal porque, según él, tu blusa está muy escotada o tu falda está muy corta. O cuando malcopeas en una fiesta y algún amigo o amiga te hacen sentir mal por hacer “desfiguros” o hacerlos pasar un mal rato.

No está mal hacer un comentario, pero el shaming empieza a presentarse sólo para hacerte sentir mal, para ponerte triste o disminuir tu amor propio, ya que también puede ser al criticar tu cuerpo.

 

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE SHAMING QUE EXISTEN?

Aunque no lo creas, el shaming ya es un término muy conocido en esta generación, y se puede aplicar a varios ámbitos de la vida. Y aunque aún no hay teorías al respecto, sí existe un fenómeno que no puede pasar de largo sin que lo analicemos y estemos atentos para que nunca nos suceda.

 

 

1.- SHAMING DE PAREJA

En primer lugar, quizás alguna vez has sentido lo que es el shaming con una persona controladora, celosa o con inseguridades que quiere reflejar en ti.

Cuando estamos en pareja, lo que buscamos es sentirnos bien, pero si lo único que hace esa persona es hacerte sentir mal con tu pasado, con algún error que hayas cometido o con tu forma de vestir, debes tener cuidado.

 

Jamás lo permitas

Las personas no somos propiedad de nadie y tenemos libertad de pensar y vestirnos como queramos. Si a él o a ella no le gusta, qué lástima. Nadie puede vulnerar así tu identidad o tu seguridad en ti misma.

Nunca permitas que nadie desquite contigo las inseguridades que tiene en sí mismo o en sí misma. Si notas estas actitudes, hácelas saber, recomiéndale un psicólogo y de preferencia, aléjate, antes de que sus palabras o actitudes repercutan en tu salud mental.

 

 

Artículo relacionado: ¿Qué es el negging y por qué baja tanto nuestra autoestima?

 

 

2.- BODY SHAMING

El body shaming es cuando alguien te hace sentir mal con tu cuerpo. Te hace comentarios negativos, haciendo alusión a tu peso, cicatrices, estrías. Cualquier comentario que sabe que te hiere y que te hará sentir avergonzada.

De hecho, se trata de algo que ha ido creciendo cada vez más en redes sociales es criticar el cuerpo de las personas para hacerlas sentir mal. Ya sean kilos de más, o de menos, su color de piel, estrías, celulitis, no es algo exclusivo de los famosos.

Todas y todos podemos ser víctima y conocer de cerca lo que es el shaming, pero algo te debe quedar muy claro: tú eres perfecta tal y como eres.

 

No le debes belleza a nadie

Abraza tu cuerpo, él estará contigo toda la vida, las personas no. Así que, no tenemos por qué seguir estándares ni estereotipos. La vida es para ser feliz, para querernos y para cuidarnos. Si es tu decisión hacer ejercicio, comer saludable y meditar, por ejemplo, hazlo por salud y por ti.

Pero jamás permitas que nadie opine nada negativo de tu cuerpo, o que lo insulte, porque ese cuerpo te lo ha dado todo, te ha llevado a lugares increíbles, te ha hecho sentir, disfrutar y estar en sitios hermosos.

 

 

Quizá te interese: 7 tips para aprender a amar tu cuerpo

 

 

3.- SLUT SHAMING

Por último, el slut shaming es cuando alguien tacha de fácil, de prostituta o de ‘no valer la pena’ a una mujer por tener una vida sexual libre.

Sí, sabemos que esto es el siglo XXI y parece imposible que estas ideas retrógradas se sigan propagando. Sin embargo, esto puede ocurrirte. Y en caso de que alguien te quiera hacer sentir mal por tu sexualidad, debes saber que esto jamás debe ser un motivo para valer menos.

 

Nunca permitas el slut shaming

Las mujeres somos libres e ejercer y disfrutar nuestra sexualidad como queramos, aunque siempre de manera responsable, usando preservativos y todas las medidas para que ambos estén seguros.

Fuera de eso, nadie tiene el derecho de juzgarnos. Y si no es tu ginecólogo, nadie tiene razones ni derecho de preguntar cuántas parejas sexuales has tenido.

Es más, no estás obligada a hablarle a cada persona que conoces sobre tu orientación sexual. Esas son cosas personales por las que nadie tiene por qué hacerte sentir mal.

 

 

¿ALGUNA VEZ HAS SUFRIDO SHAMING?

Aunque estos no son los únicos tipos de shaming que existen, estos son los que respectan a parejas, sexualidad y amor propio. ¿Conoces algún otro o alguna vez has vivido una situación así? ¡Cuéntanos en los comentarios, será un gusto compartir experiencias!

Síguenos en Facebook e Instagram para conocer mucho más de relaciones, parejas y autocuidado.

 

Artículo relacionado: Body positive, el movimiento del amor propio

 

Por Dayana Sanjuán

 

Quizá te interese: ¿Qué es la responsabilidad afectiva y cuál es su importancia?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *