¿Cuál es la diferencia entre la tisana, el té y la infusión?

La tisana, el té y la infusión tienen algunas diferencias, ¿ya las conoces?

¿Eres una fanática de las bebidas calientes y de probar nuevos sabores? ¡Seguramente, más de una vez has escuchado sobre los diferentes tipos que existen y no siempre tenemos claro cómo pedirlas. Por eso, aquí te decimos cuál es la diferencia entre la tisana, el té y la infusión.

 

SU PROCESO DE PREPARACIÓN ES MUY PARECIDO

Una de las principales por las que suele haber mucha confusión entre la tisana, el té y la infusión es que su modo de preparación es muy similar.

Y aunque podamos pensar que es lo mismo, la realidad es que si vamos a países como Inglaterra, que tienen una cultura muy arraigada al té, o algunos lugares especializados, como las boutiques de té, podríamos entrar en confusiones.

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE LA TISANA, EL TÉ Y LA INFUSIÓN?

La diferencia entre la tisana, el té y la infusión es que el té contiene teína y es se hace con base en hojas. Por otro lado, la tisana tiene una base en extractos de plantas y frutas. Y la infusión en realidad puede contener cualquiera de las dos bases, tanto hojas, como plantas y frutas.

Sin embargo, aunque cada una se prepara con agua caliente, cada una requiere un estilo y tiempo de preparación. Sigue leyendo y descubre cómo distinguirlas.

 

 

Del té sólo existen cuatro tipos, que son el té verde, té blanco, té negro y té amarillo. Estos son los únicos que contienen teína y se hacen con base en la planta llamada Camellia sinensis.

Cada uno de ellos tiene diferentes beneficios, entre ellos está el ser diurético, prevenir la hipertensión y ayudar en el proceso de la pérdida de peso. Sin duda, una tradición milenaria proveniente de culturas ancestrales.

Tiempo de reposo en agua caliente: 4 minutos.

 

TISANA

Continuando con la diferencia entre la tisana, el té y la infusión, ahora te hablaremos de la tisana. Ésta contiene extractos de diferentes plantas que no contienen teína, pueden ser raíces, flores, frutas secas o incluso semillas.

Gracias a que se pueden usar diferentes elementos, pueden tener aromas más dulces, fuertes y reconfortantes.

Tiempo de reposo en agua caliente: 10 a 15 minutos.

 

 

INFUSIÓN

Más que una bebida en específico, hablar de la palabra infusión es hablar de un procedimiento específico por el cual se extrae el sabor de uno o más ingrediente. Esto sin importar que sean hojas de té, flores o frutas.

En realidad puede ser de cualquiera de los elementos, siempre y cuando sea una bebida que pasó por un proceso en el que se sometió al o a los ingrediente sal agua en ebullición y dejarla reposar.

 

Ahora, ya conoces a la perfección la diferencia entre la tisana, el té y la infusión.

 

¿Tienes Instagram y Facebook? Nosotros también, síguenos y recibe contenido hecho justo para ti.

 

Artículo relacionado: Beneficios del té verde: 15 razones para beberlo regularmente

 

Por Dayana Sanjuán

 

Quizá te interese: 6 tés para aliviar enfermedades

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *