Tipos de depilación, ¿cuál es la mejor?

Cuál es la depilación que debes hacerte, según tu tipo de piel

Para muchas mujeres, la depilación es parte de su día a día, ya que quitar los vellos de su cuerpo puede ser más estético. Sin embargo, hay distintos métodos para eliminarlos, como los rastrillos, ceras, cremas, láser u otro método, pero ¿cuál es el mejor?

Entre el abanico de opciones que existe para depilarse, hay que saber elegir el adecuado para tu tipo de piel. Además, hay ciertos tipos de depilación que permiten que el crecimiento del vello sea más lento que otros, o de forma permanente.

¿De qué manera puedo eliminar los vellos?

Depilarse puede parecer todo un ritual, que a lo largo del tiempo puede ser un poco exhaustivo, pero la belleza tiene un precio. Y sentir una piel tersa, suave y libre de vello es para muchas mujeres una manera de embellecer su cuerpo y sentirse seguras, sexys, femeninas y coquetas.

Sin embargo, aunque esta práctica ya es algo muy normal y habitual para cientos de mujeres, cada depilación se ajusta a las necesidades de la piel y al estilo de vida. Por ello, es importante saber todos los tipos de depilación que hay, para no limitarse sólo a una forma, y así descubrir cuál es mejor para tu piel.

Rastrillo para afeitar. Utilizar las cuchillas es una forma rápida e indolora para depilarse cualquier zona del cuerpo, ya sea axilas, piernas, área del bikini, entre otras. Sin embargo, este método no es nada duradero, los vellos crecen más gruesos, rápido y fuertes.

 

En algunas ocasiones pueden tapar los poros y enterrarse en la piel, por lo que puede ser muy dañino y provocar irritaciones en la piel.

-Cera. Este tipo de depilación es efectiva ya que el vello tarda en salir aproximadamente 3 semanas, ya que se arranca desde la raíz. Par algunas personas este método puede ser doloroso, dependiendo su umbral de dolor, y de la zona que depilen. Además, en ocasiones, el tirón de la cera puede provocar moretones o enrojecimiento en la piel.

Existen tres tipos de ceras: frías, tibia y caliente. La cera tibia es recomendada para personas que tienen varices y problemas de circulación, mientras que la caliente no aplica para personas con estos padecimientos. Si tu piel es sensible, no utilices la cera fría, ya que puede causar irritación y sequedad en tu piel.

– Láser. Este método se ha convertido en el favorito de muchas mujeres, ya que es un tipo de depilación semipermanente. Con el paso de la tecnología han surgido diferentes tipos de láser, como:

– Diodo. Se utiliza en todo tipo de pieles, en especial las sensibles, ya que no produce quemaduras y es indoloro.

– Alejandrita. Es recomendado para pieles que son muy blancas, y el vello es más delicado y grueso.

 -IPL. No se recomienda en pieles sensibles, ya que las pulsaciones pueden provocar un poco de ardor sobre la piel.

-Soprano. Se utiliza en pieles bronceadas y con el tipo de vello muy fino.

La ventaja del láser es que con el tiempo destruye el folículo piloso, pues se genera calor alrededor de la melanina que tiene le tallo del pelo. Este tipo de depilación es más eficaz, ya que con el paso del tiempo, va inhibiendo la aparición del vello.

Hilo.  Esta técnica de depilación ya es milenaria, aunque no lo parezca. No es dolorosa, retarda el crecimiento del vello, económica y para todo tipo de piel. Este método es utilizado para áreas pequeñas, como las axilas y el rostro.

Cremas. Las cremas son un tipo de depilación rápido y sin dolor, y hay cremas para todo tipo de piel. La fórmula química de las cremas actúa sobre la queratina del vello, provocando su caída y rompimiento. De modo que en menos de 10 minutos, tendrás tu zona son vellos.

También te puede interesar: Los tipos de aceites que debes usar para tu piel

 

Por Flor Vega Castillo

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *