¿Cómo evitar la foliculitis después de depilarse?

¡Adiós foliculitis, hola piel perfecta!  5 consejos para evitar los granitos cuando te depiles.

¿Te ha pasado que después de depilarte tu piel se enrojece y se llena de granitos? Si pensaste que sí, entonces has tenido foliculitis, pero no te preocupes, te decimos cómo puedes evitar esto.

Uno de los problemas que sucede después de depilarse, ya sea con cera, rastrillo o máquina eléctrica es la aparición de granitos. Esos pequeños bultos, que se ven desagradables, son un inconveniente bastante usual, y que pueden producirse en cualquier zona del cuerpo.

Sin embargo, aunque muchas veces es imposible que salgan, especialmente cuando te depilas con rastrillo, sí se puede evitar la foliculitis. Así que, si en tus próximas vacaciones quieres lucir tu bikini sin granitos, apunta bien los consejos que te mencionaremos.

¿Qué es la foliculitis?

La foliculitis sucede cuando un pelo se queda enquistado en la piel, o en otras palabras, cuando un pelo no atraviesa la epidermis. Una vez estando atrapado en el interior de la piel, el pelo provoca la inflamación del folículo piloso, haciendo aparecer un “granito”.

Esto sucede cuando efectúas una depilación o cuando los hombres se rasuran, y se hace de una forma errónea. Regularmente, es más probable ver la foliculitis en la zona de las ingles, ya que son una zona húmeda y que está en constante movimiento.

Cabe mencionar, que es imposible evitar estas póstulas, sólo no las exprimas o trates de retirar el vello enterrado, ya que puedes irritar tu piel o empeorar la situación. Sólo si notas que el granito está peor o que tienes en exceso, entonces acude con tu doctor o dermatólogo para que trate la foliculitis.

Consejos para evitar los granitos después de depilarse

Sabemos que esos granitos en la entre pierna o en cualquier zona del cuerpo son irritantes y nada sexys. Así que si quieres evitar que te salgan la próxima vez que te rasures o depiles, los siguientes consejos te ayudarán demasiado.

  1. Exfoliar. La exfoliación es necesaria en cualquier proceso, hasta en tu rutina facial, ya que ayuda a retirar las células muertas y limpiar la piel. Procura que el exfoliante sea de granito medio y ayúdate con un guante de crin o con tu mano.
  2. Agua caliente. Esto se recomienda si te vas a depilar con rastrillo, ya que el agua caliente ayuda a abrir los poros y los vellos salen más fácilmente. Después de la exfoliación puedes aclarar con agua caliente.
  3. Agua fría. Aplica hielo o agua fría sobre la zona que te hayas depilado, ya que esto ayudará a cerra los poros. Si sientes que el hielo quema tu piel, entonces envuélvelo sobre una toalla y pásalo sobre tu piel.
  4. Tónico. Una vez que ya se hayan cerrado los poros con el agua fría o el hielo, aplica un poco de tónico en un algodón mojado. Éste debe tener un poco de alcohol, así evitarás que los poros se infecten.
  5. Hidratación. Una hidratación en tu piel después de depilarse, permitirá evitar el enrojecimiento o que la piel se irrite. Hazlo con aloe vera o cremas que contengan árbol de té.

La próxima vez que vayas a depilarte, procura seguir estos pasos para evitar la foliculitis y tener una piel perfecta y libre de granitos.

También puede interesarte: Tipos de depilación, ¿cuál es la mejor?

 

 

Por Flor Vega Castillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *