5 propósitos saludables para empezar el año

Si estás planeando una nueva versión de ti, es importante que tomes en cuenta estos propósitos saludables

Si tu propósito de Año Nuevo es convertirte en una persona llena de energía y con un peso mucho más saludable, este artículo es para ti. ¡Aquí te decimos cuáles son los propósitos saludables que deben estar presentes en tu inicio de año!

 

Propósitos saludables

Ahora, toma papel y pluma, coloca un post it en tu espejo o en tu refri y empieza ya un plan saludable para iniciar un nuevo ciclo lleno de bienestar.

¿Cuáles son las áreas en las que debes enfocarte para poder llegar a ser la mejor versión de ti?

Ya sea tu alimentación, tu salud mental, emocional o tus hábitos cotidianos, hay que prestarle importancia y tomar acciones este 2021. ¡Empecemos!

 

1.- Atiéndete con profesionales
En primer lugar, uno de los grandes propósitos saludables que puedes fijarte para iniciar un nuevo año es visitar a los profesionales de la salud que te pueden ayudar con los problemas que hayas detectado.

Ya sea el dermatólogo por causas de acné, al nutriólogo para alimentarte mejor o lograr un peso ideal, o al ginecólogo para no olvidar tus revisiones cotidianas.

Es esencial que le prestemos la atención debida a nuestro cuerpo, y es momento de decirle cuánto lo amamos con todos estos cuidados.

 

2.- Atiende tu salud mental
Una buena salud emocional empieza contigo. Detecta cómo te sientes contigo misma y con la gente que te rodea. Limpia tus redes sociales de todas esas personas que no te aportan nada bueno.

Y así como lo haces en el formato digital, también en tu vida real. Si en esta cuarentena has tenido sentido ansiedad, frustración u otro tipo de bloqueos, es momento de visitar a un psicólogo.

 

Quizá te interese: Por qué hablar de salud mental en las fiestas de Fin de Año

 

3.- ¡Haz ejercicio!
Sabemos que en tiempos de pandemia puedes sentir insegura la vuelta al gimnasio. Sin embargo, no es la única forma de ejercitarte. Puedes hacer rutinas en casa y llevar tu cuerpo a su mejor estado.

Recuerda que, más allá de la estética o de la belleza está nuestra salud. Así que, independientemente de nuestro peso y medidas, es importante estar en movimiento fortaleciendo nuestros músculos y poniéndolos a trabajar.

 

4.- Atiende tu salud emocional
La salud se atiende de forma integral. Y aunque tengas el cuerpo ideal y la alimentación perfecta, si tú te sientes ­triste, nada tendrá sentido.

Ya lo tratamos en el segundo punto, pero ahora te hablaremos de otro tipo de emociones.

Parte esencial de tus propósitos saludables es mantener sanos tus lazos familiares y afectivos. Pide perdón, perdona, únete más a los que quieres. Dedícales tiempo. Aunque no puedas etsra con ellos físicamente, llámales, hazlos sentir que te tienen cerca.

 

5.- ¿Qué estás haciendo por el mundo que te rodea?
Finalmente, otro de los propósitos saludables que puedes incluir en tu lista es empezar a fortalecer tu músculo de la generosidad.

Recuerda que hay una gran diferencia entre sentir lástima y sentir compasión. La primera es tristeza por la condición de alguien. La segunda, implica una acción, tú puedes ser la diferencia y puedes cambiarle la vida a una persona, a un animalito o incluso a las plantas.

Dar sin esperar nada a cambio también nos llena emocionalmente. ¡Es momento de mostrar tu bondad!

 

Por Dayana Sanjuán

 

Quizá te interese: Cómo tener una Navidad consciente y llena de gratitud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *