Aceite de oliva, el mejor limpiador para tu cara

Utilizar el aceite de oliva en tus rutinas de belleza tiene varios beneficios

El aceite de oliva es muy utilizado en la cocina, pero debido a sus múltiples propiedades también se usa para el cuidado de la piel. Gracias a sus antioxidantes, este producto natural es capaz de hidratar y hacer que al cutis se vea más sano.

Asimismo, tiene propiedades regenerantes y es un humectante natural, por lo que puede utilizarse como aceite corporal o crema. Sin embargo, una de sus principales funciones es que actúa como limpiador. Sólo cabe mencionar, que al momento de aplicarlo se debe utilizar otro limpiador para retirar los residuos del aceite.

Ahora, antes de comenzar tu rutina de belleza, asuma a la fila de tus productos cosméticos el aceite de oliva y aprovecha las propiedades nutritivas que le ofrece a tu piel.

 

Beneficios del aceite para tu piel

Uno de los usos principales del aceite de oliva es como humectante, pues tiene muchos nutrientes que permiten que la piel sensible o reseca esté más hidratada. También, este producto natural contiene vitamina E y A que permite un aspecto más saludable en el rostro.

Pero el aceite de oliva no sólo contiene vitamina A y E, también K y ácidos grasos naturales que ayudan a contrarrestar el envejecimiento de la piel. Los antioxidantes de este producto natural equilibran los radicales libres y conservan la elasticidad del cutis. Por el otro lado, si tu rostro ya tiene algunas arrugas, el aceite también te ayudará a desvanecerlas, sólo debes masajear en las zonas afectadas con un poco de este elemento natural.

Aunque ya mencionamos algunos de los beneficios del aceite de oliva, el punto principal es que es el mejor limpiador para tu cara que puedes utilizar. Y aunque haya cientos de productos cosméticos que puedes utilizar en tu rutina de belleza, los productos naturales son muy efectivos para el cuidado de la piel.

El aceite de oliva, como agente limpiador, ayuda a eliminar las impurezas y a retirar los restos del maquillaje. ¿Por qué es un muy buen limpiador? Por el simple hecho de que actúa a profundidad sobre las capas de la piel.

Este producto natural debe ser aplicado durante la noche, antes de que te vayas a dormir. Una vez que ya tengas limpia tu cara y antes de comenzar con todos los pasos en tu rutina de belleza, humedece un algodón con unas gotas de aceite de oliva. Cuando desmaquilles tu cara, no pases el aceite sobre tus ojos, evita esta zona.

Para retirar los residuos del aceite de oliva, simplemente enjuaga con agua abundante. Recuerda que después debes agregar otro limpiador, sólo para que tu cara quede completamente limpia. Ahora ya sabes, para mantener tu piel perfecta, suave e hidratada, añade el aceite de oliva a tu rutina de belleza.

También te puede interesar: ¿Cómo reducir las arrugas de la frente?

 

Por Flor Vega Castillo

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *